A la cama, ¡desmaquillada!

A la cama, ¡desmaquillada!

Después de un día largo, de fiesta o de trabajo, desmaquillar tu rostro puede ser lo último que desees. Ves la cama y te resulta irresistible la tentación de meterte tal cual. Sin embargo, es importante limpiar y desmaquillar la piel, no hay excusas si quieres lucirla sana y bella. Cuando hablo de desmaquillar me refiero también a limpiar. Tanto si nos maquillamos como si no, la limpieza del rostro es imprescindible en nuestro ritual de belleza.

En este post te doy las razones por las que yo nunca me voy a la cama sin desmaquillar mi rostro. Y a la vez, te expongo todos mis trucos para conseguir que el lado oscuro no se apodere de ti 🙂 Con ganas de contarte.

¿Por qué no debes acostarte con el maquillaje?

La piel de nuestro rostro es delicada, sobretodo la zona del contorno de los ojos y  a diario la exponemos a muchos agentes externos (radiación UV, polución, impurezas, cosméticos) que pueden irritarla. Si deseas que la piel de tu rostro se muestre siempre llena de vitalidad, debes protegerla. ¿Y qué significa protegerla? Significa que debes limpiarla de cualquier producto cosmético e impurezas, evitando deshidratarla y originar posibles daños prematuros. Pero también significa, que después debes aplicar el tratamiento necesario para que muestre su mejor aspecto y salud. Y recuerda, este tratamiento será efectivo si la piel esta receptiva, es decir limpia y desmaquillada.

¿Qué limpiador escoger?

Un limpiador…

  • Indicado para tu tipo de piel. Las necesidades de una piel grasa son diferentes a la de una seca, o a la de una piel sensible. Si tu limpiador te deja la piel tirante, seca o percibes que te genera irritación o imperfecciones, ese limpiador no está indicado para ti.
  • Que elimine de forma eficaz el maquillaje, filtros UV, resto de cosméticos, contaminantes…, pero que sea respetuoso con tu piel.
  • Que sientas que deja tu piel limpia, calmada y preparada para un nuevo tratamiento: tónico, sérum y/o crema.
  • Que te ayude a no olvidar este paso. Desmaquillarse es un paso importante y no negociable en tu rutina de belleza.

Difícil escoger solo uno ¿no? Te aconsejo hacerte con varios y alternarlos según tus necesidades y tipo de piel.

Productos que tenemos a nuestro alcance para desmaquillar el rostro

Hoy tenemos a nuestro alcance diferentes tipos de limpiadores: espumas, leches, aceites, toallitas, aguas micelares. Te expongo las ventajas y las desventajas de cada uno de ellos para ayudarte en tú elección.

Espuma limpiadora

Ventajas:

  • Elimina impurezas, cosméticos y maquillaje, dejando la piel calmada e hidratada.
  • Consigue el efecto “limpieza al agua” muy demandado hoy. Con una fácil retirada y con la comodidad de poderla usar en la ducha. Hoy las espumas limpiadoras están reemplazando a los geles, en las pieles normales, secas y sensibles.
  • Una espuma suave con agentes antienvejecimiento, agentes calmantes y agentes hidratantes, es perfecta para pieles jóvenes, maduras, sensibles que desean una limpieza con agua, además de las pieles mixtas.
  • Una espuma limpiadora con agentes hidratantes y calmantes es compatible con cepillos electrónicos de limpieza tipo Clarisonic.

Love LLO. Beauty&Cosmetics by Modesta Cassinello.

Desventajas:

  • Algunas espumas limpiadoras no logran retirar maquillajes muy fijadores a la primera, siendo necesario repetir la aplicación o también puedes combinar con el uso de un agua micelar, desmaquillantes bifásicos o aceite previos. Esto no me parece en sí una desventaja, dado que es difícil arrastrar maquillajes muy fijadores con un solo producto. La combinación de dos limpiadores puede ser una ventaja, al limpiar mejor la piel.

Mi truco: Dejarla siempre bien visible en el baño, y así, ¡nunca olvidarla!

Leche limpiadora o leche desmaquillante

Ventajas:

  • Retira el maquillaje e impurezas de las pieles secas con suavidad. Desde que la aplicas estás tratando tu piel, al incorporar hidratantes y humectantes para conseguir dar elasticidad y confort a tu piel.

Desventajas:

  • No limpia en profundidad como otros productos de limpieza, o combinación de estos.

Mi truco: Aplica una pequeña cantidad de leche limpiadora sobre tu piel seca, y extiéndela con suavidad en forma de círculos. Humedece tus dedos y masajea de nuevo unos segundos. Aclara con agua templada, y aplica un tónico libre de alcohol.

Aunque la leche limpiadora sigue siendo uno de los productos más escogidos para la limpieza del rostro, avances cosméticos están consiguiendo que se combinen con otros limpiadores, con novedosas texturas y formulaciones.

Toallitas desmaquillantes

Ventajas:

  • Fáciles de utilizar los días de prisa, fáciles de transportar, y hoy aptas para todas las pieles.

Desventajas:

  • Su composición. La mayoría incorporan muchos conservantes a fin de mantener el tejido húmedo y libre de gérmenes. Estos activos no son muy tolerables por todas las pieles.

Mi truco: No aconsejo las toallitas para una limpieza diaria del rostro, pero sí para momentos puntuales acompañadas de una loción tónica o agua micelar. Aunque es mejor desmaquillar la piel con una toallita bien formulada, que irse a la cama sin desmaquillar.

Agua micelar

Ventajas:

  • Limpiador sin aclarado, sencillo, rápido de utilizar. Gracias a sus micelas, moléculas imperceptibles que atraen impurezas y restos de maquillaje, dejan tu rostro hidratado y fresco.
  • Es una toallita que fabricas tú, al poner el agua micelar sobre el algodón. Te confieso que es mi producto favorito, cuando llegas a casa exhausta de un día de trabajo o party 😉
  • Es la elegida los días de frío que estas muy cansada y que el agua del grifo sale helada, consigue no enrojecer el rostro. Aspecto muy valorado para todas aquellas que sufrimos de rojeces en la piel.

Desventajas:

  • Algunas no consiguen eliminar por completo maquillajes más fijadores. Este hecho no sería una desventaja propia del uso de agua micelar, depende más de la formulación del cosmético.
  • Hoy hay aguas micelares capaces de eliminar de forma suave y efectiva cualquier impureza. Algunas personas consideran una desventaja el uso de aguas micelares por pensar que puedan quedar restos de agentes limpiadores en la piel. Esto se soluciona rápidamente aplicando un tónico revitalizado de agua frutal o agua termal a continuación.

Mi truco: En una mano tu agua micelar y en la otra tu disco y borrarás cualquier resto de día que no sea tu sonrisa. En estos últimos años este producto ha conseguido que en los rituales de belleza, además de un limpiador en forma de gel o espuma o leche o aceite aparezca un agua micelar. Para aplicarla bien deposita el agua sobre un disco de algodón déjalo presionado suavemente sobre la zona unos segundos (20-30 segundos) y retira con cuidado. Con un bastoncillo de algodón puedes retirar el lápiz de ojos y la mascara de pestañas, consiguiendo un mayor control.

Gel limpiador

Ventajas:

  • El preferido de las pieles mixtas, incorporan agentes antisépticos, que evitan obstrucción de poros.
  • Ofrecen una limpieza en profundidad, más aún cuando incorporan activos que exfolian.

Desventajas:

  • Algunos pueden irritar pieles secas o sensibles por su riqueza en agentes antisépticos. Una buena formulación es clave.

Mi truco: Aplica sobre la piel humeda, masajea en forma de círculos ascendentes. Aclara bien con agua tibia. Continua tu ritual de limpieza con un tónico libre en alcohol.

Tónico sin alcohol de agua frutal.

Aceites

Ventajas:

  • Eliminan muy bien los maquillajes waterproof o de gran fijación. Ideales en pieles secas.

Desventajas:

  • A pesar de que después de aplicar un aceite desmaquillante puedes sentir una magnifica sensación si tu piel es seca, en ocasiones pueden dejar restos grasos, que pueden interferir con los cosméticos que apliques a continuación.
  • Aunque indiquen que están indicados para todo tipo de pieles, algunas pieles mixtas pueden generar imperfecciones tras su uso.

Mi truco: Emulsiona bien el aceite y utiliza una muselina de algodón para arrastrar restos de impureza y aceite. La utilización de un tónico a continuación es una gran idea, así terminarás de eliminar los restos de aceite e impurezas.

¡No escatimes a la hora de elegir tu limpiador!

A la hora de escoger los cosméticos que van a formar parte de nuestro ritual de belleza muchas veces observo que se trata de ahorrar en el limpiador y se invierte en cambio en la hidratante o antiedad. Recuerda que la limpieza del rostro es el primer paso en tu ritual de belleza y si no la realizas bien o no dejas la piel en buenas condiciones, limpia y calmada, tus sérums o cremas no conseguirán su objetivo.

¿La conclusión de Modesta?

Ya sabes, cada día, por la mañana y por la noche hay que eliminar suciedad, restos de maquillaje y contaminación de la piel. Además conviene usar una vez en semana una mascarilla.

¿Tienes más de un limpiador facial en casa? ¿Cuáles son tus elegidos? ¡No dudes en comentar! 🙂

 

Imagen destacada: Two Cosmetics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X