¿Es necesario usar un acondicionador después de lavar el cabello?

¿Es necesario usar un acondicionador después de lavar el cabello?

En cualquier ritual de belleza buscamos siempre efectividad, deseamos observar rápidamente resultados visibles y si podemos simplificar tiempo mucho mejor, ¿verdad? A la hora de cuidar nuestro cabello buscamos la perfección, un pelo con brillo, infinita sedosidad y caída natural. Si muchos del los champús hoy en el mercado prometen estas cualidades ¿podemos acortar tiempo y saltarnos la aplicación del acondicionador?

Hoy te propongo repasar la función y los beneficios del uso del acondicionador, valorando si es una buena opción saltarse su aplicación. A la vez te detallo las características que posee nuestro acondicionador hidratante y reparador H04, quién sabe, quizás pueda convertirse en el #MustHave en tu ritual capilar 😉

¿Qué función tiene un acondicionador en el cabello?

La función del acondicionador capilar es mejorar el aspecto del cabello, rebelde por naturaleza. El acondicionador protege y embellece el cabello después del lavado, restablece la hidratación, desenreda el cabello, previene rotura de puntas y reduce el encrespamiento. No te recomiendo que sea un paso negociable, ni por tiempo ni por creer que puede ensuciar antes nuestro cabello o restarnos volumen. Si eres de las que piensas que puede ensuciar tu cabello, a lo mejor no has encontrado tu acondicionador.

Aunque la función del champú es la limpieza, los champús incorporan componentes que acondicionan el cabello para dejarlo más confortable. Pero en la mayoría de los casos no es suficiente, siendo la utilización de un acondicionador a continuación clave. Cuando lavas tu cabello este absorbe agua, se tensa y se vuelve más frágil, otra razón más para no olvidar su aplicación.

Beneficios del uso regular de un acondicionador

  1. Mejora la estructura del cabello al proteger la fibra capilar (queratina y lípidos) desde el interior, actuando así contra las agresiones externas, contaminación, radiación UV.
  2. Previene la la rotura de puntas al mantener mejor la hidratación del cabello. El cabello, además de mostrarse más suave y fácil de desenredar, reacciona mejor al secador, plancha y peinado.
  3. Aporta brillo al cabello, por mejorar la estructura de la fibra capilar y, en concreto, el estado de la cutícula. Mantiene las escamas de la cutícula compactas y cohesionadas ejerciendo además de escudo protector.
  4. Mejora el temido encrespamiento al proteger los lípidos del cabello. Esto consigue que la fibra capilar sea menos susceptible a la electricidad estática, mejorando también la peinabilidad y el brillo.

¿Cómo utilizar un acondicionador?

Después del lavar tu cabello con un champú sin siliconas y sulfatos como los de nuestra colección, elimina cuidadosamente el exceso de humedad. Si puedes eliminar este exceso con toalla mucho mejor, al dejar el cabello más receptivo. A continuación, aplica el acondicionador en tus manos y reparte sobre el cabello húmedo.

Conviene aplicarlo suavemente desde la mitad del largo hacia las puntas, especialmente en cabellos finos o con tendencia a grasa, evitando así un aspecto apelmazado. Asegúrate que al aplicarlo el cabello se cubra por completo peinando con tus dedos o peine. Déjalo actuar durante 2-3 minutos y a continuación enjuaga.

Aplicación acondicionador.

Un cabello seco, si puede beneficiarse de la aplicación de un acondicionador bien formulado en cabello y cuero cabelludo, percibirá un pelo menos tenso y más facilidad a la hora de fijar peinado. El acondicionador de nuestra línea capilar incorpora activos procedentes del Mediterráneo:

  • Activo antioxidante procedente de la alcachofa. Esta activo ha demostrado la capacidad de conservar y proteger la fibra capilar al mantenerla cohesionada. Así, consigue proteger al cabello de elementos agresores tanto ambientales como factores físicos (radiación UV, peinado, secado) como químicos (coloraciones, permanentes). Y a la vez consigue una buena regulación de la entrada y salida del agua por lo que las características sensoriales y mecánicas del cabello siempre mejoran.
  • Manteca de karité, agente acondicionador biodegradable de origen vegetal que aporta nutrición al cabello.
  • Aloe vera, activo con muy buenos resultados en el cuidado del cuero cabelludo y cabello. El uso frecuente de este activo en cosméticos capilares trabaja por conseguir un cabello sano y bonito.
  • Aceite de argán, aceite con propiedades saludable par el cabello. Aporta vitamina E y ácidos grasos omega 3 y omega 9 que además de proporcionar una nutrición constante producen cambios en el cabello, de un cabello fosco a un cabello sedoso y brillante con puntas selladas.
  • Aceite de oliva, activo que aumenta el brillo en el cabello. Se utiliza en formulaciones capilares por mejorar el estado de las puntas abiertas o dañadas.
  • Aceites esenciales de naranja y romero. Proporcionan un aroma sutil además de propiedades antioxidantes

Como el acondicionador H04 para todos los días de nuestra línea capilar mediterránea no lleva siliconas, no vas a percibir después de su aplicación un cabello con textura muy sedosa. Ahora bien, esto no quiere decir que el cabello no este hidratando o nutrido, quiere decir que el cabello no esta “enfundado”. El cabello lo vas a percibir como realmente está, pudiéndole ofrecer mejor el trato que necesita.

Si observaras que tu cabello pide más nutrición, no dudes en alternar el acondicionador con una mascarilla o sérum que aporte un plus de hidratación y nutrición.

Mis 5 claves para utilizar el acondicionador ideal

  1. Elige el acondicionador correcto. Para ello te propongo observar bien las necesidades de tu cabello. Este paso es importante para que no te reste volumen, ni te quite la sensación de pelo de limpio por haber utilizado uno para pelos más grasos que el tuyo. No dudes en pedir ayuda.
  2. Aplícalo después de haber lavado el cabello con un champú sin sulfatos ni siliconas. Si eliges los dos productos de la misma marca, mucho mejor, siempre están pensados para complementarse.
  3. Su utilización y una correcta forma de aplicación es clave. La belleza de nuestro cabello no solo depende del valioso ingrediente incorporado a la fórmula, sino de una aplicación correcta.
  4. ¿Cuánto acondicionador? Sigue el lema de la elegancia y belleza “más no es mejor”. Aplica solo el justo y tan solo en medios y largos, sobre todo si tienes el cuero cabelludo con tendencia a grasa.
  5. El uso de un acondicionador no excluye la necesidad de otros tratamientos capilares. Mascarillas para una hidratación más profunda o sérums para reparar o mejorar la hidratación, todos estos productos se complementan.

Si en el mundo de la belleza eres adepta a la corriente natural, te invito a probar nuestra línea capilar 😉 ¡Apúntate a la cosmética mediterránea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X