¿Cómo lavar el cabello para lucir pelazo?

¿Cómo lavar el cabello para lucir pelazo?

Hoy te hablo de cómo puedes hacer notar más las cualidades que tanto aprecias en tu cabello: brillo, sedosidad, volumen, cuerpo… Y es que todo esto se puede conseguir tan solo conociendo cómo lavar el cabello, de la forma más eficaz. El lavado del cabello es el primer paso para conseguir un pelazo de infarto 😉

Pero, ¿alguna vez te has planteado lo estás haciendo de forma correcta? Para conseguir una melena espectacular y sacar el mayor rendimiento a su limpieza, hay que prestarle especia atención al proceso de lavado del cabello.

Una habilidad muy importante para alcanzar el éxito, hoy en una lectura amena te repaso todos los avances en el primer paso del ritual capilar, la limpieza y el acondicionado. Y te adelanto, la solución no está en la última novedad, sino en una buena técnica y en utilizar el producto más adaptado a ti. ¡Empecemos!

¿Qué tipo de cabello tienes?

Párate a apreciar tu cabello, y si es normal sigue adelante, pero si identificas alguna de estas señales: irritación, escozor, caspa, dolor…, debes saber que probablemente tengas un cuero cabelludo sensible o alterado por algún cosmético que estés utilizando. Además, factores tan comunes como la contaminación, sequedad, viento, planchas, secadores, también pueden ser los responsables de esta alteración y van a seguir empeorándolo aún más si no actúas.

Antes de lavar el cabello cepíllalo. ¿Y esto por qué? Porque un cabello mojado es más débil y quebradizo. Cepillarlo en seco te ayudará a eliminar residuos, cualquier enredo que pueda empeorarse bajo la ducha, y ayudarte a percibir mejor cómo está en realidad tu cabello y decidir qué cuidados necesita.

¿Qué champú necesitas?

Elegir un champú es clave en la limpieza efectiva del cuero cabelludo y del cabello. Elección que no debe estar marcada por el olor del producto, porque a tu amiga le haya funcionado o por la mejor oferta del supermercado. La mejor forma de acertar es elegirlo por la tipología de tu cabello, el efecto que deseas alcanzar, por la frecuencia de lavados que realizas y finalmente, por el estado de tu cuero cabelludo.

Si te gusta lavar el cabello todos los días, independientemente de que tengas un cuero cabelludo sensible o no, elige un champú con nutrientes que respeten y equilibren el cuero cabelludo, fortalezcan el pelo, respeten su color y lo mantengan limpio por más tiempo. Es en este momento cuando un buen champú no es un “capricho”, sino un gran aliado.

Si tienes el cabello sensible y/o buscas naturalidad y respeto en las fórmulas a la hora de lavar y acondicionar el cabello, elige un champú formulado para respetar el cuero cabelludo, reducir la inflamación y mejorar la nutrición del folículo piloso. Lo mejor para ti son los champús sin sulfatos, o en su lugar, champús con bases lavantes muy respetuosas, sin ingredientes potencialmente irritantes, y por supuesto sin siliconas.

¿Por qué elegir un champú sin siliconas?

Yo elijo un champú sin siliconas porque prefiero un cabello desnudo de artificios, tan solo vestido de sencillez y naturalidad. Además, como la silicona se deposita en el cabello a modo de funda, no muestra ni cómo se encuentra, ni cuáles son sus necesidades, resultando difícil recuperarlo y embellecerlo. El uso de un champú sin siliconas me deja un pelo con una sencillez cuidada, un lienzo perfecto para los cuidados que necesita y el peinado que deseo llevar.

¿Cómo lavar el cabello?

Lávalo con cuidado, no lo enredes. Se puede masajear el cabello sin enredarlo y sin descargar todo tu estrés en el masaje, se lava igual de bien, e incluso mejor. Aplica tu champú sobre el cuero cabelludo, insistiendo en la zona de la nuca y los laterales, las zonas que más se ensucian por ser las más apoyadas cuando nos sentamos y tumbamos, consiguiendo así un buen lavado del cabello.

Las altas cifras de contaminación en la ciudad hacen sufrir a nuestro cabello al igual que lo hacen con nuestra piel. Las partículas contaminantes del aire se adhieren al cuero cabelludo y al cabello causando daños en su capa protectora, haciendo que tengamos un cuero cabelludo irritado, pelo más debilitado, una mayor sensación de pelo sucio, graso y carente de brillo por el depósito de estas partículas sobre la fibra capilar, otra de las razones por las que lavar a menudo el cabello no es malo.

Masajear el cabello, tiene beneficios

Realizar un suave masaje en el cuero cabelludo con las yemas de los dedos y sin irritar es bueno para tu cuero cabelludo y cabello, mejora la oxigenación y nutrición del mismo.

Posa la yema de tus dedos sobre el cuero cabelludo y masajea. Siente como desplazas la piel sobre el cráneo. Insiste en el área de la nuca y coronilla de forma suave, con el tiempo llegará a convertirse en un momento de relax 😉

Siempre sí, al acondicionador

¡Y no se termina un lavado sin un buen acondicionado! Todos necesitamos el uso de un acondicionador, más cremoso o más ligero dependiendo del tipo de cabello, es un paso fundamental para sellar la fibra capilar, además de ayudar a protegerlo. Sus beneficios:

  • Posee efecto embellecedor.
  • El cabello se muestra al momento más suave, más fácil de desenredar y reacciona mejor al uso de planchas, secadores…
  • Posee un efecto preventivo de daños mecánicos y medioambientales.

En definitiva, aporta al cabello las cualidades que siempre deseas obtener: brillo, flexibilidad y suavidad.

¿Cómo aplicarlo? Sobre el pelo bien estrujado (mejor con la ayuda de una toalla). Aplícalo bien por medios y puntas. Y recuerda dejarlo actuar el tiempo recomendado en el envase.

Y para que rentabilizar aún más estos minutos de espera, aprovecha la ocasión para exfoliar tu cuerpo, aplicar una mascarilla rápida en el rostro…, seguro que a ti también se te ocurren más trucos, por lo que no dejes de comentar este post.

La conclusión de Modesta

Aferrarse a un mismo peinado, corte y color hoy no se lleva, pero ojo, para poder divertirte experimentando con las nuevas modas es necesario un cabello muy bien cuidado, para lo que un buen lavado y acondicionado es fundamental. Estoy segura de que cuando pongas en práctica todos estos consejos y tengas elegido tu champú podrás inspirarte y divertirte con las tendencias, cortes y acabados 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X