Conseguir un cabello bonito a partir de los 45 años, se puede

Conseguir un cabello bonito a partir de los 45 años, se puede

Lo normal es que a partir de los 45 años con un atractivo natural increíble, percibas variaciones en la calidad de tu cabello. No solo las canas son el signo visible del envejecimiento del cabello, cambios en volumen, cantidad y espesor, son señales que marcan el paso del tiempo.

Son cambios naturales de los que no podemos escapar y nos han de preocupar lo justo, tenemos claro que envejecer nos aporta sabiduría y que la belleza está en el interior, pero sí podemos actuar y envejecer mejor. Sigamos pues poniendo pasión en nuestro cuidado y retrasemos sensiblemente los cambios que experimenta el cabello con el paso de los años.

El cabello es sinónimo de personalidad, carácter y seguridad, cuidarlo para lucirlo es una manera más de enfocar nuestra feminidad y claro que sí, nuestros años.

¿Cómo podemos conseguir un cabello bonito con esa edad?

Olvidados quedan los años de lavarse la cabeza, salir con el pelo mojado y que al secarse se quedara perfecto. Bienvenidos los años en los que lavarse el cabello con mucho cuidado y ofrecer los mejores mimos es la clave. Y como estos años han llegado para quedarse, hoy te invito a repasar los cuidados que nos permiten tener un cabello bonito en la madurez.

01. No dejes de cuidarlo y mimarlo

El paso de los años junto al empleo de tintes, cosméticos irritantes, cambios hormonales, radiaciones UV y/o tratamientos térmicos, provocan un envejecimiento y desgaste en el cuero cabelludo y el cabello. El pelo pierde vitalidad, aumenta su caída y se afina, con lo que se pierde volumen.
El envejecimiento del cabello empieza en la raíz, el colágeno se debilita haciendo que la fibra capilar sea menos resistente a cualquier agresión, de ahí que coloraciones, altas temperaturas y exceso de radiación UV con el paso de los años nos sienten peor.

Al igual que envejece la piel envejece el cabello, por lo que debemos tratarlo de la misma forma que hacemos con nuestra piel, aportando activos que lo hidraten, nutren y protejan de agresores, radiación UV, exceso de planchas, secadores, coloraciones. ¿Cómo? Utilizando cosméticos que te informen como se encuentra tu cabello y que fortalezcan la fibra capilar, ofreciéndole vitalidad.

En Modesta Cassinello contamos con tres tipos de champús y un acondicionador de uso diario, formulados con ingredientes mediterráneos con propiedades demostradas en el cuidado del cabello y una larga lista de “SIN”. Protegen el cabello, previenen cambios prematuros y realzan cualidades que siempre nos gusta observar en nuestro cabello: brillo, sedosidad, flexibilidad.

Características de los champús y el acondicionador

  • Ricos en sustancias antioxidantes, hidratantes y nutritivas, que además de liberar a tu cabello de las impurezas que a diario lo apagan y desprotegen, recuperan las condiciones que definen a un cuero cabelludo sano y un cabello bonito, suave al tacto y brillo natural.
  • Sin sulfatos para evitar irritar el cuero cabelludo y condicionar alergias. Hoy existen mejores opciones y nosotros confiamos en ellas.
  • Con activos mediterráneos que nutren con ligereza y preservan el color, ofreciendo un complemento perfecto a los cabellos coloreados.
  • Sin siliconas, para que puedas observar como se encuentra el cabello en cada momento, ofreciéndole aquello que necesita.
  • Con activos que protegen la cutícula para conseguir un cabello con brillo, una de las características que más valoramos en nuestro cabello. Como la cutícula pierde cohesión con la edad, es normal que con los años apreciemos un cabello más apagado y con menos resistencia a cualquier tracción, lo que provoca la rotura. Lavar con activos que la protejan es la forma más efectiva que tenemos de cuidar la salud y la belleza de nuestro cabello.

02. Protégelo de una radiación UV intensa y continua

Una exposición prolongada al sol castiga al pelo, lo vuelve seco, frágil y quebradizo. Para evitarlo te aconsejo aplicar un spray protector cuando te expongas al sol y no dejes de usar sombreros, evitan un desgaste excesivo de la fibra capilar de forma muy natural 😉

03. Delicadeza a la hora del lavado

No descarguemos nuestra tensión a la hora de lavar o cepillar el cabello. Trata con suavidad el cabello cuando está mojado, por ser el momento en que esta más frágil, siendo más propenso a la rotura y al frizz.

Cepillarse el pelo correctamente.

04. Busca un corte de pelo que te favorezca y que facilite el peinado

Buscar siempre un corte de pelo favorecedor, puede conseguir que tengas un mayor control a la hora del cuidado e incluso sea menor el tiempo de secadores..

En lugar de excusarnos en la genética, actuemos sobre todos los parámetros que sí nos pueden garantizar un envejecimiento saludable del cabello. Además de todos los expuestos anteriormente, una buena alimentación, una correcta gestión del estrés, y dormir las horas necesarias pueden hacer que el cabello se muestre con más belleza y salud estos años 🙂

 

Imagen cuerpo del post: vidalúcida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X