Duerme, te levantarás con mejor cara

Duerme, te levantarás con mejor cara

Estrés, agotamiento y mala cara son algunos síntomas de no dormir. ¡Es hora de cambiarlo! Cuidar nuestra piel y conseguir beneficios visibles no es fácil. Ya puedes puedes tener las mejores intenciones, el mejor ritual de belleza y en tu baño las mejores cremas del mercado, que no es suficiente. Estoy segura de que factores externos como la alimentación, el estrés, el sueño…, han conseguido alguna vez alterar tu piel.

Hoy hablamos del sueño, un problema que nos afecta a todos de forma inmediata y visible al estado de la piel.

Una piel bonita comienza con una buena noche

Una piel bonita comienza con una buena noche, lo sabemos y estoy segura de que lo has experimentado en muchas ocasiones, pero cuánto nos cuesta ponerlo en práctica ¿verdad? Nuestro estilo de vida: trabajo que se alarga, redes sociales, revistas con las últimas tendencias…, nos retrasan un momento decisivo, el momento de irse a la cama.

Que nos digan que no dormir las horas suficientes puede producirnos problemas de salud de gran calibre como obesidad, diabetes o enfermedades autoinmunes a veces no nos lleva a dar el cambio, ¿por qué? Porque los vemos lejanos, siempre está la excusa de son unas cuantas noches ya las recuperaré. Además, en el día a día nos ponemos las pilas, y los efectos que observamos después de un mal o pobre descanso: deshidratación, falta de uniformidad, rojeces, los vamos camuflando con dietas, cremas y maquillajes.

Gracias a los trabajos de los estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young, premio Nobel de medicina de 2017, hoy conocemos mucho más de nuestro organismo. Sabemos que está regulado por ritmos circadianos que afectan a funciones fisiológicas diversas de gran importancia. Este reloj biológico marca el sueño, la alimentación, los niveles hormonales, la presión sanguínea y hasta el estado de la piel. El ritmo vigilia-sueño admite variaciones, pero tenerlo sincronizado trae beneficios para tu salud, y te ayuda a sentirte mejor con la edad que tienes.

Dado que está demostrado de manera concluyente que no dormir las horas adecuadas acelera el proceso de envejecimiento de la piel, y provoca que se recupere peor de estresores como la radiación UV y la contaminación con una mayor lentitud, hoy te propongo tratar siempre de guardar tus horas de sueño.

Dormir entre 7 y 9 horas diarias, lo ideal para cuidar nuestra piel

Si duermes de 7 a 9 horas diarias, conseguirás:

  • Piel más jugosa, tu cuerpo fabrica colágeno y lo hace cuando duermes, es parte del proceso reparador que posee de forma natural nuestro organismo. El maquillaje queda mejor.
  • Piel sonrosada que no enrojecida, por el mayor aporte de riego sanguíneo y nutrientes a todas las células.
  • Ojeras y bolsas menos marcadas. No van a desaparecer, pero si se hacen menos visibles, más aptas a poderlas camuflar con un buen corrector.
  • Una cara más descansada, con cabida para la sonrisa, tu mejor arma de belleza.

Gestos sencillos que pueden maximizar tu sueño y ayudarte a mostrar mejor cara, además de todos los consejos que siempre te hemos dado desde aquí.

#Dormir 😴 entre 7 y 9 horas consigue que tu #Piel esté más jugosa y descansada Clic para tuitear

Durante el día

Está claro que debemos de poner todo nuestro esfuerzo y atención en proteger nuestra piel de la radiación UV y de la contaminación, así como llevar una alimentación saludable. Durante el día la mejor alimentación sería comer de los distintos grupos de alimentos, grasas, proteínas y carbohidratos, de forma moderada y equilibrada. Priorizando el consumo de alimentos de temporada para aprovechar todos los nutrientes que la naturaleza nos ofrece no por capricho sino por ser los más necesitados.

Presta atención a gestos diurnos: una buena hidratación, postura correcta, ropa adecuada…, pueden alterar patrones y afectar al estado de la piel. La falta de descanso en muchas ocasiones genera estrés, el peor enemigo del cabello, por lo que no dudes en practicar alguna disciplina como el pilates, yoga o caminar para relajarte de tus tensiones diarias y conciliar mejor el sueño.

A la vez, buscar un ritual capilar que de vida a tu melena es una buena opción. Busca un hueco en tu agenda para aplicar los productos despacio, con un masaje relajante y guarda los tiempos recomendados de espera para que puedas obtener el máximo beneficio de sus activos.

Cuando el sol cae

La piel empieza a entrar en modo reparación, por eso si quieres ganar en tiempo puedes limpiar tu piel de restos de maquillaje, impurezas, restos de cosméticos incluso antes de irte a la cama. Es muy importante limpiar tu piel y aplicar cosméticos que te ayuden y fomenten mecanismos de reparación.

Te animo a realizar cenas ligeras basadas en proteína y verduras, y libres de alcohol y excitantes para conciliar mejor el sueño.
Hoy existen cosméticos que no tienen la clasificación de “somníferos” pero que pueden ayudar a mejorar el descanso y a conseguir una buena cara por la mañana, elegirlos una muy buena opción.

¿La conclusión de Modesta?

No restrinjas ni alteres tu horas de sueño, es uno de los pasos más importantes para mantener la piel en plena forma y así lucirla como a toda/os nos gusta. Seguro que todas esta sencillas pautas las conoces, pero a veces releerlas es darles prioridad en tu día a día y empezar a notar mejoras en la piel.

 

Imagen cuerpo: Orange County Register

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X