Envejecimiento, cambiemos la actitud y promovamos la belleza

Envejecimiento, cambiemos la actitud y promovamos la belleza

No es raro la mujer que a una determinada edad (+50) cuando le dices ¡qué bien te veo! te diga, bueno… ya a mi edad. Solo se focaliza en su físico y año de nacimiento, sin mirar más allá, sin valorar todas las experiencias que la hacen única y bella. Hoy te propongo cambiar de actitud y que en lugar de tan solo preocuparnos por el aspecto físico y el envejecimiento de la piel, promovamos belleza, elegancia, inteligencia y libertad.

La belleza de una mujer debe verse en sus ojos, porque es la puerta de entrada a su corazón, el lugar donde reside el amor. Audrey Hepburn.

Un cambio de actitud en el que celebremos el momento en el que nos encontramos y la vida que tenemos. Donde podamos mostrar nuestra edad real como un paso más de la condición y liberación de la mujer. Edad en la que no nos importe el paso del tiempo sino que el tiempo sea aprovechado al máximo y las experiencias acumuladas.

A todas nos motiva vernos guapas cada mañana ¿verdad? pero con el paso del tiempo parece que nos exigimos demasiado. Se imponen ideales de belleza muy altos y nosotras no ayudamos, lo que acaba frustrándonos.

Redefinamos juntas la forma en la que vemos el envejecimiento, sin dejar de trabajar por conseguir tu mejor yo cada mañana. Dejando a un lado los mensajes antiedad: antiarrugas, antifirmeza, antimanchas…, que hoy nos asaltan por cualquier lado. Marquemos la diferencia consiguiendo hacer las cosas mejor, y que la satisfacción personal, la autoestima y la ilusión por conseguirlo te llene de belleza.

¿Y que me encantaría? Que me ayudases con tu experiencia, vivencias, estoy segura de que muy motivadoras.

Mi decálogo frente al paso del tiempo

  1. Libérate del miedo de la edad. Vivir es hacerse. No vivas intentando quitarte años, en su lugar empoderate. Encuentra la mejor versión de ti misma y muestra tu mejor sonrisa.
  2. Eres única. Conocerse, comprenderse, para luego superarse, y marcar la diferencia que te hacen única.
  3. Muestra tu belleza, no la impuesta. Es la belleza real, la verdadera, la que consigue mostrar tu mejor YO, por eso anímate a acentuar tu lado positivo cada día
  4. Confía en ti, estás llena de experiencias, en lugar de ocultarlas aprovéchalas ganando más confianza.
  5. Recuerda siempre, que ¡no envejeces a tus 50! Ni a los 50 ni a los 60 ni a los 80, envejeces desde que naces. Los años no son el problema, la belleza y el bienestar dependen en gran medida de nuestra actitud y unos hábitos saludables.
  6. Hacerte mayor no es quitar arrugas, ojeras, bolsas, flacidez. Tampoco significa no cuidarse, es buscar el equilibrio y mostrarte llena de vida. Busca el punto de equilibrio en la alimentación, ejercicio físico y ritual de belleza, tres piezas de un puzzle que da como resultado bienestar y autoestima.
  7. No busques ser otra persona, crea y muestra tu mejor versión.
  8. La idea de luchar contra el envejecimiento, cansa. Cuídate, abraza la edad, y pon atención en estar en forma, saludable y por supuesto atractiva.
  9. Recuerda que no solo cuentan las apariencias externas, cultiva tu interior. Lee y no dejes de aprender cosas nuevas cada día.
  10. Deja que la belleza siempre esté a tu servicio y no al contrario.
  11. No buscarás ni llamarás a una crema ANTI. Buscarás cremas que mejoren, realcen, den confort con activos efectivos y dirás que es tu crema.
  12. No compres un producto para la pérdida de arrugas, firmeza, elasticidad. No has perdido nada, tan solo has ganado vida. Busca un producto que notes que te siente bien y desees utilizarlo todos los días.
  13. Busca el punto de equilibrio en tu belleza, cosméticos, alimentación, ejercicio físico, gestión del estrés…, pero sin que se convierta en una obsesión.
  14. La belleza crece a medida en que creemos en nosotros mismos. Quiérete mucho y cuida todos los aspectos que pueden hacerte sentir mejor.

Yo me apunto a buscar cada mañana un aspecto saludable, donde la autenticidad prevalezca sobre la perfección. Y ¿qué tienen en común todos estos gestos? Que son bellos, admirables y que despiertan el deseo de imitarlos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X