Esponja Konjac, efectividad y naturalidad en la limpieza facial

Esponja Konjac, efectividad y naturalidad en la limpieza facial

A estas alturas tenemos claro que limpiar correctamente nuestro rostro a diario, con activos eficaces y respetuosos con nuestra piel, es conseguir una piel saludable, luminosa, preparada para aplicar y aceptar cualquier tratamiento o maquillaje. Pero, ¿podemos conseguir más efectividad en este paso? Hoy te hablo de la esponja Konjac, un secreto para conseguir mayor efectividad en el primer paso de cualquier ritual de belleza, la limpieza.

¿Qué es la esponja Konjac?

Es una esponja que se extrae de la raíz del Konjac, una planta originaria de Asia. Se trata por tanto de una esponja de fibras vegetales, rica en minerales y con adjetivos que siempre nos encantan en este espacio: 100% natural, 100% biodegradable, sostenible, libre de aditivos y sin colorantes.

La esponja Konjac es una herramienta muy importante en el ritual de belleza coreano, admirado y seguido por todos. Yo las conseguí en la página de Cocunat, donde puedes elegir diferentes tipos de esponja según las características de tu piel, pero eso te lo cuento más adelante 😉

¿Cuáles son sus propiedades?

  1. Limpia con mayor profundidad tu rostro, mucho más que solamente con tus manos.
  2. Consigue una ligera exfoliación, junto a una profunda y suave limpieza.
  3. Reparte más homogéneamente la presión en la limpieza, por lo que irrita menos las pieles sensibles.

¿Beneficios de la esponja?

Más que una herramienta es un ingrediente, que trabaja con agua y tu limpiador favorito, consiguiendo una limpieza efectiva y natural del rostro.

¿El secreto para conseguir mayor efectividad en tu #RitualdeBelleza? 💁 ¡La esponja #Konjac! Clic para tuitear

Una buena limpieza y regular exfoliación, siempre han demostrado beneficios para la piel. Una exfoliación correcta de la piel consigue eliminar células muertas y restos adheridos a la piel que no han sido eliminados por limpiadores. ¿Sus beneficios? Más luminosidad, más suavidad, arrugas finas menos marcadas y mayor absorción de los productos que apliquemos a continuación.

Recomendada para…

  1. Todas aquellas personas que desean más efectividad en su ritual de belleza, aquellas que desean dar un paso más, pero siempre pensando en un cuidado natural y sostenible de la piel.
  2. Pueden utilizarla todas las pieles siempre que utilicen con ella los limpiadores adaptados al tipo de piel. Esta esponja admite todas las texturas, geles, espumas, leches e incluso aceites. Es muy buena para emulsionar el aceite en la limpieza, teniendo la precaución siempre de limpiar después bien, eliminando cualquier resto.
  3. Personas con piel muy sensible que reaccionan al uso de exfoliantes

¿Cómo se presenta?

La esponja Konjac la puedes encontrar humedecida o seca en su envase original. La esponja humedecida se presenta en un envase hermético con agua purificada antibacterias. Una vez la utilices se secará por completo hasta su siguiente uso. Te aconsejo colgarla del hilito que lleva, en una zona ventilada y sin humedad. La esponja seca, cambia bastante de aspecto, y tengo que reconocerte que no es muy agradable, ni su textura ni su aspecto. Ahora bien, cuando la humedeces para utilizarla, vuelve a su aspecto original, suave y de textura fresca.

Cuando la esponja se presenta seca en su envase, tan solo tienes que dejarla un minuto sumergida en agua, yo suelo utilizar un vasito pequeño que tengo en el baño, y ¡voilà!

¿Cómo utilizarla?

Puedes utilizar la esponja con un  limpiador o tan solo con agua y masajear, ambas maneras te resultarán agradables aunque yo prefiero utilizarla con limpiador. He probado a utilizar la esponja sin limpiador por la mañana, pero a mí me resulta más efectiva y agradable la limpieza aplicando sobre el rostro un poco de limpiador y masajeando con la esponja. Siempre utilizo limpiadoras suaves, como el limpiador calmante en espuma de mi línea cosmética natural mediterránea, ¡te lo recomiendo! 🙂

  • Si la utilizas junto con un limpiador facial, te recomiendo aplicar el limpiador sobre tu rostro, y masajear con la esponja en forma de círculos ascendentes. Recuerda no presionar en exceso. Si tienes un maquillaje muy fijador o cosméticos que cuesten retirar como un fotoprotector, no dudes en aplicar limpiador en dos veces, una doble limpieza del rostro, y retirar con la esponja hasta completar.
  • Si solo utilizas agua micelar para tu limpieza facial, puedes utilizar la esponja después de aplicarla. Tan solo tienes que humedecerla y masajearla sobre tu piel, una limpeza en dos pasos muy efectiva.
  • También te la recomiendo para terminar de retirar la mascarilla, evitando así dejar restos de producto.

¿Existen distintos tipos de esponjas Konjac?

Sí, hoy puedes encontrar diferentes tipos de esponjas. Se diferencian en los activos incluidos, que dan colores sorprendentes, de ahí que también esté indicado el uso de la esponja sola, sin limpiador.

Estas esponjas que ves en la imagen, de la firma The Konjac Sponge Company, se presentan secas e impregnadas en activos que benefician a distintos tipos de pieles.

  • Blancas, las originales, indicadas para todo tipo de pieles.
  • Negras, impregnadas con carbón de bambú, activo indicado para pieles grasas con tendencia a imperfecciones.
  • Rojas, con arcilla roja indicada para pieles sensibles y deshidratadas. Esta esponja esta especialmente recomendada para pieles maduras sensibles con capilares visibles.
  • Verdes, con arcilla verde para hacer un detox que combate impurezas y estimula la circulación.

También existen esponjas a las que se les adicionan activos como camomila o té verde, con la finalidad de potenciar aún más la limpieza del rostro.

Pero la última esponja que he descubierto que me ha parecido muy muy interesante, es la esponja para empezar a limpiar ¡tu tattoo! Así es, una esponja que logra limpiar tu nuevo tatuaje sin causar ningún tipo de irritación a la piel ni al dibujo.

¡Sí, ahora también hay esponjas #Konjac que logran limpiar #Tatuajes! 😮 Clic para tuitear

¿Sólo hay esponjas faciales?

No, también existe un formato corporal de la esponja. Una fantástica idea que conseguirá un cuerpo cuidado, todo el año.

¿Cuánto duran estas esponjas?

Dado que esta compuesta de fibras 100% naturales, depende mucho del cuidado que le des, y de los limpiadores que le apliques. A mí me dura casi los dos meses, dándole uso mañana y noche, y aplicándole mi espuma limpiadora calmante.

Como influyen muchos factores en su vida, te recomiendo revisarla a diario y no dudar en cambiarla siempre que aparezca una mancha, rotura, u olor desagradable.

¿Es imprescindible?

Pues no, imprescindible como el uso de un limpiador no es, pero si deseas una limpieza de tu rostro más efectiva y de forma natural, el uso de la esponja es una muy buena opción.

¿La opinión de Modesta?

Me he acostumbrado al uso de la esponja a diario, observo que mi piel me lo agradece. Dado que mi rostro es sensible y con rojeces, el uso de la esponja consigue alterar menos mi piel al aplicar el limpiador facial. Con la esponja reparto muy bien la presión que ejerzo durante la limpieza evitando más las rojeces.

Otra de las ventajas que observo en la esponja Konjac es la capacidad de aumentar la efectividad de mi tratamiento con activos 100% naturales. Por supuesto también la parte relajante, el masaje que obtengo con ella 😉

Siempre pongo mucha atención en su cuidado, a diario la enjuago bien y la cuelgo, de forma que siempre la tengo perfecta para su uso.

¿Has usado alguna vez una esponja Konjac? ¿Has conseguido aumentar la efectividad en tu limpieza facial? Me encantaría oír que piensas, ¡no dejes de comentar! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X