Esta primavera, tu cabello quiere mimos

Esta primavera, tu cabello quiere mimos

En primavera tu cabello no solo quiere un buen corte ¡está deseoso de atención y mimos! La primavera es una de las estaciones más bonitas del año, donde la puesta a punto es tan importante como los buenos propósitos de comienzo del año. Tenemos por delante muchos eventos: bodas, bautizos, comuniones, y nos gusta lucir un pelo bonito, pero ¿qué hacemos con él?

La primavera, el pelo altera

El cabello tiene sus particularidades a la llegada de la primavera, conocerlas nos permitirá ocuparnos en lugar de preocuparnos. La primera particularidad es una caída estacional, al entrar la mayoría de folículos pilosos en fase de reposo, caída que se normalizará por sí sola siempre y cuando no exista otro problema capilar (desequilibrio hormonal, falta de nutrientes…). La segunda particularidad son cambios en su textura por el aumento del calor y en algunas zonas la humedad, impidiendo al cabello mostrar su brillo natural.

Partiendo de la premisa de que debemos tratar el cabello de la misma forma que tratamos nuestra piel, aportándole los mejores ingredientes que consigan hidratarlo, nutrirlo y protegerlo. Y dado que la belleza y salud del cabello nunca debe estar comprometida con ingredientes de tu champú o acondicionador, yo siempre escojo y recomiendo cosméticos formulados con ingredientes naturales y sin activos que puedan irritar o modificar cualidades en el mismo. Champús y acondicionadores sin sulfatos, sin siliconas, sin parabenes, sin perfume, sin colorantes…, son sin duda ¡mis favoritos!

Champús naturales sin sulfatos ni siliconas.

Cuidados que considero necesarios para lucir un cabello espectacular

Mima

Prestarle al cabello la atención que se merece, es una de las mejores inversiones en belleza. Encontrar un ritual capilar que te funcione, te guste aplicar y consiga mostrar las cualidades más apreciadas en nuestro cabello es un #Must en el cuidado capilar. Yo aconsejo siempre seguir un ritual capilar que muestre el cabello, con el que puedas apreciar como se encuentra y tratar signos que más preocupan: deshidratación, desnutrición, falta de brillo, encrespamiento

El cabello, cualquiera que sea su tipo: graso, seco, débil, u origen: europeo, asiático…, está compuesto por proteínas y lípidos, producidos por la unidad pilosebácea a 4 mm del cuero cabelludo. Las proteínas definen la forma y fortaleza, y los lípidos entremezclados protegen a la fibra formando una película resistente al agua aportando suavidad, brillo. Dado que el invierno afecta al cabello y un mínimo cambio, tiene un impacto en la apariencia del cabello, la primavera es momento de mimos.

¿Mi consejo? Empezar a utilizar el champú reparador H02 de nuestra línea cosmética mediterránea. Champú con el que podrás empezar a recuperar tu cabello después del largo invierno, luciendo así tu color favorito y peinado de moda. A continuación no olvides finalizar la limpieza con el acondicionador H04, con efecto embellecedor y preventivo de daños mecánicos y medio ambientales. Este ritual capilar en dos pasos fáciles y rápidos son mimos.

¿Y con qué frecuencia puedo lavar el cabello? Esta es una pregunta que nos planteamos con frecuencia. Puedes lavar el cabello siempre que lo estimes necesario. Si deseas lavarlo todos los días, puedes hacerlo, esta línea capilar está pensada para que puedas darte este capricho. Ahora bien, no olvides siempre un cuidado en el secado y peinado. Y dado que este año los accesorios son los protagonistas del peinado no dudes lucirlos en cualquier ocasión, una forma de aportar un estilo instantáneo y rematar el look prescindiendo a veces del uso de secadores y planchas.

Protege

El invierno deja la piel seca y deshidratada, hecho que afecta al cuero cabelludo y cabello. Dado que la contaminación, el sol y la humedad también afectan en primavera, una gran idea es realizar un buen corte que consiga unas puntas en buen estado, siendo menos permeables a cualquier agresión.

Y cuando empiece la temporada de piscina y playa, no dejes de aumentar la frecuencia de mascarillas y no olvidar nunca el acondicionador después de cada lavado, aporta al cabello cualidades que siempre nos gusta observar en él: brillo, flexibilidad y suavidad.

Invierte

Cuidar la alimentación es siempre importante y complementario a cualquier tratamiento de belleza. Una dieta mediterránea rica en alimentos de temporada: frutas y verduras, legumbres, cereales, pescados grasos, huevos, aceite de oliva virgen, junto a una buena hidratación, es la mejor opción para lucir una melena bonita y suave.

Dado que una buena alimentación depende de la combinación adecuada y la medida correcta, restricciones por falta de planificación, dietas deficientes o excesos pueden tener repercusión en el estado del cabello. Te aconsejo que si no es posible una alimentación equilibrada, de forma puntual y con el asesoramiento de un profesional sanitario, puede ser recomendable tomar un complemento alimenticio que corrija deficiencias y muestre el cabello en mejor estado.

Una buena gestión del estrés también es una inversión en belleza capilar. El estrés provoca una modificación en los niveles de cortisol, que provoca que los folículos pilosos pasen a fase de caída. Tenerlo en cuenta y aprender a controlar mejor las situaciones que puedan generarnos una preocupación continua es mimar el cabello.

¿Algún truco para borrar los efectos del invierno en el cabello y lucir pelazo esta primavera? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X