Primeras lecciones de belleza básicas, pero muy interesantes

Primeras lecciones de belleza básicas, pero muy interesantes

Aprendemos nuestras primeras lecciones de belleza: limpieza, hidratación y protección frente a la radiación UV en nuestra infancia, de la mano de nuestra madre, nuestro ideal de belleza. Y con el paso del tiempo, cuando nos vamos conociendo mejor, empezamos a incorporar lecciones más específicas, y más dirigidas a ese gesto de belleza que queremos mejorar: arrugas, firmeza, flacidez.

Aunque sean las lecciones más específicas las que te ayuden a cuadrar el ritual de belleza y a sacar lo mejor de ti, no desestimes nunca tus primeras lecciones de belleza, son las que te dejan avanzar.

Y ¿por qué te cuento esto hoy?

Porque en mi día a día, observo que existen lecciones básicas de belleza que a veces descuidamos. Lecciones que junto a una buena alimentación, una gestión eficaz del estrés, un buen descanso y una dosis diaria de vitalidad, consiguen poner la guinda en tu ritual cosmético.

Estas lecciones de las que hoy te hablo no tienen nada que ver con marcas cosméticas, sino con técnicas o rituales básicos que a veces descuidamos por ser cotidianas, pero que han demostrado siempre una mejoría en la salud de la piel.

¿Qué lecciones de belleza no te aconsejo descuidar?

Hidratación

Una de las funciones de la piel es su función barrera. La piel cuenta con una barrera hidro-lipídica, una barrera compuesta por agua y lípidos, que le permite impedir la entrada de sustancias u organismos desde el exterior, impedir la perdida de componentes del interior, y ejercer una función de filtro de la radiación UV.

Si la piel está deshidratada la piel pierde funcionalidad. ¿Y en qué se traduce esto? En una menor protección frente a los agentes externos como:

  • Radiación UV. Si la piel está deshidratada, su función barrera está comprometida y como consecuencia también su función de filtro de la radiación UV. La radiación UV no bloqueada produce más radicales libres, que puede favorecer un mayor número de reacciones oxidativas, alterando la capacidad de regeneración de las células y favoreciendo el envejecimiento de la piel.

Escoger filtros solares con agentes hidratantes, es una muy buena opción para conseguir una mayor protección de la piel frente a la radiación UV.

  • Contaminación ambiental. En ciudades con alta contaminación existen partículas contaminantes: metales, gases, partículas minúsculas que pueden depositarse en la piel. En una piel deshidratada, con barrera alterada, las partículas suspendidas pueden además de depositarse, generar reacciones que aumenten en número de radicales libres, que se traduce en manchas, erupciones…
  • Temperaturas extremas. Las temperaturas extremas consiguen que la piel se reseque y se debilite, necesitando más cuidados. Te recomiendo reforzar la hidratación diaria. El ácido hialurónico es un activo que puedes buscar en tu crema hidratante, activo que ofrece muy buenos resultados a medio y a largo plazo .

Ya puede ser fantástica tu crema antiarrugas, antimanchas, antiflacidez pero actuaría mejor si consigues primero mantener tu piel bien hidratada.

Desde tu limpiador hasta tu protección solar pueden ayudarte a conseguir que tu piel se muestre hidratada, mostrándose jugosa y bella. De hecho una piel deshidratada muestra rápidamente arrugas de deshidratación, arrugas con fácil solución, pues desaparecen cuando se aporta la hidratación necesaria.

¿Cómo hidratar la piel?

Con cosméticos que den agua a la piel y que eviten que la piel pierda agua. Si tienes la piel grasa, hidratar es también un gesto imprescindible. Las pieles grasas también necesitan su ritual de belleza, eso sí, adaptado a sus necesidades. Conozco tu miedo de aplicar una crema a tu piel grasa, pero confía en mí, si la crema está indicada para tu piel, te traerá beneficios siempre.

También es imprescindible hidratar, si la piel es sensible o está irritada. En este caso es prioritario detenerte bien a buscar los cosméticos indicados.

Por último recuerda, la zona del contorno de los ojos y labios se deshidrata con facilidad y afecta a la belleza de tu mirada y tu sonrisa. Detente a observar este hecho a diario, conseguirás iluminar la mirada y lucir un pintalabios mate, quizás tu propuesta de temporada 😉

Limpiar y desmaquillar

Limpia y desmaquilla a diario tu piel. Este gesto de belleza es fundamental, y a veces o lo pasamos por alto, no le dedicamos el tiempo suficiente, o no utilizamos el cosmético indicado.

No olvides que aunque el gesto de limpiar y desmaquillar te resulte cotidiano, puede se ilusionante, eficaz, sencillo y práctico, tan solo tienes que encontrar el producto, momento y técnica que te lo permita, consiguiendo disfrutar de la experiencia.

Lo cotidiano puede ser ilusionante, eficaz, sencillo y práctico. En Modesta Cassinello lo sabemos y por eso nuestro limpiador calmante en espuma tiene en cuenta todos estos adjetivos.

Hoy existen magníficos limpiadores sin jabón efectivos y respetuosos con tu piel y entorno, que puedes utilizar como primer paso de tu ritual de belleza. Y recuerda, no hay que sentir el efecto de piel aséptica, sino el efecto de piel limpia, hidratada, confortable.

Rutina de limpieza facial diaria.

Si has sufrido o sufres imperfecciones en la piel, es verdad que nunca deseas cambios con tu limpiador, ¡te comprendo! Los cambios no gustan, pero dado que la piel de tu rostro cambia con la edad e incluso con tu ciclo menstrual, quizás te estés quedando atrasada por miedo, ¿no te parece? Pregúntate lo que tu piel necesita, obsérvate y asesórate, ¡puedes sacar mucho partido!

En la vida pasa igual que con tu ritual de belleza, cualquier cambio incomoda, preocupa, pero si te informas y lo trabajas, siempre conseguirás avanzar.

Mimar tu piel a la hora de aplicar tus productos

Tu piel es delicada, por ello debes de tener en cuenta la presión que ejerces al desmaquillarla y masajearla. Observo con relativa frecuencia gestos enérgicos al aplicar tu crema, gestos que pueden irritar la piel, siendo más difícil la aplicación del maquillaje.

Tu ritual de belleza debe buscar un momento de relax, un momento solo para ti, para desconectar del día y conseguir descansar mejor.

¿La conclusión de Modesta?

No olvides practicar a diario estos gestos, conseguirán que tu piel luzca y se muestre saludable de forma duradera.

Me encantaría saber de tus gestos básicos de belleza: ¿cómo los realizas?, ¿qué cosméticos utilizas?, y si te han permitido avanzar en tu ritual de belleza para mostrar la piel que desees 🙂

 

Imagen destacada: StarMedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X