Secretos de la mujer mediterránea en el cuidado de su piel

Secretos de la mujer mediterránea en el cuidado de su piel

Pocos estereotipos femeninos generan tanta fascinación como la mujer francesa. Cómo se visten, qué comen y cuáles son sus secretos de belleza son bien analizados y copiados, pero ¿y la mujer mediterránea? ¿Es qué no tiene secretos a la hora de vestir y vivir? Quizás no tiene ese “Je ne sais quoi” pero si tiene ese “Olé” que enamora y que grandes firmas como Dolce & Gabbana han conseguido rentabilizar.

Estarás de acuerdo conmigo que ese “Olé” incluye unos cuantos secretos de belleza que marcan la diferencia, embelleciéndola como mujer y como persona, ambos aspectos igualmente importantes. Hoy comparto contigo esos secretos de belleza con espíritu mediterráneo que llevo observando desde hace años. Y como estoy segura de que cuando los leas vas a recordar alguno más, hoy te animo a dar tu opinión para conseguir entre todas las que formamos parte de este espacio, los mejores consejos de belleza de la mujer mediterránea. ¿Te animas? 😉

Secretos de belleza al más puro estilo mediterráneo

  1. La filosofía de la mujer mediterránea en el cuidado de la piel, al igual que la de la mujer francesa, se centra en preservar la juventud de la piel. Por ello el cuidado de nuestra piel es indispensable, y son nuestras madres las primeras consejeras, las que nos dan nuestros primeros tips para el cuidado de la piel. Es verdad que en el momento que nos advierten del beneficio de cuidar nuestra piel, nos cuesta entenderlo.  Pero a los años las comprendemos mejor, sus consejos no caen en saco roto y los básicos para el cuidado de la piel los hacemos imprescindibles, sintiéndonos orgullosas de nuestras madres por esos maravillosos consejos que realzarán nuestra belleza.
  2. Disfrutamos con el paso del tiempo, sabemos que nos aporta tranquilidad y confianza. Sabemos que la edad es una batalla que no podemos ganar y que aliarse a ella es la mejor manera de envejecer. Por eso nos gusta cuidarnos a diario y abordamos los retoque estéticos como una forma de vernos mejor e incluso prevenir. Pero cuidado, no nos gusta cualquier retoque, nos gustan solo los que consiguen que nos aceptemos mejor, no cayendo en excesos ni en aquellos que nos hagan perder nuestro bonito gesto.
  3. En nuestro ritual de belleza nos funciona “El menos es más y el más es menos”. Nos gusta ir elegantes y sencillas, de ahí que apostemos cada día más por una belleza más libre, saludable y auténtica. Eso sí, en cuestión de maquillaje una excepción, no caemos siempre en los básicos, y qué mejor que un toque de color para comerse el mundo, creo que por eso nos gustan tanto las fiestas.
  4. No huimos de lo tradicional o lo clásico, pero lo reinventamos acercándolo siempre a la naturalidad y comodidad. Cada detalle cuenta, nada es casual, mucha técnica y una feminidad poderosa se unen a partes iguales para celebrar el cuerpo de la mujer.
  5. En lugar de buscar la perfección buscamos la sensualidad y la naturalidad de forma desenfadada, sin perder ni un ápice de elegancia.
  6. La cosmética nos encanta al igual que el maquillaje, una forma de canalizar bienestar y seguridad. Conocemos bien que la elegancia femenina no va de la mano con la ostentación. Invertimos cada vez más en cosmética de calidad, con ingredientes naturales que consigan beneficios sin irritar la piel.
  7. ¡Lo hemos comprobado! Irse a la cama con la piel limpia y desmaquillada es el primer paso hacia una piel sana y bella. Sabemos que algo “mágico” ocurre cuando empiezas a usar el limpiador que te gusta y te hace sentir bien, siempre hay un momento para aplicarlo.

08. Nos gustan los cosméticos con texturas ligeras, sutiles y naturales, adaptadas al estado de la piel y de fácil aplicación. Realizamos un ritual facial en la mañana y en la noche, siguiendo 3 sencillos pasos: limpiar, hidratar y proteger.

09. Sabemos que nuestros alimentos mediterráneos, frescos y de temporada son aliados para la piel. Comer bien nos permite hidratar, nutrir e incluso proteger la piel de los rayos solares. De ahí que en nuestro día a día nos gusten preparaciones sencillas pero cuidadas en su composición. Ensaladas y sopas tanto en caliente como en frío, nos han acompañado desde la niñez

10. Quizás las mediterráneas a la hora de relajarnos no nos decantamos por la meditación, pero sí encontramos el sosiego paseando junto al mar. ¿Y el baile? Una manera de cuidar nuestra salud, una forma de compensar el gusto por la comida, algún que otro capricho y fundamental en muchos casos para la gestión del estrés.

Es verdad que a veces pasamos por épocas complicadas y muchos de estos tips se hacen eternos o inalcanzables, pero al final lo conseguimos y llegamos a encontrar la confianza y felicidad, aún sin el reconocimiento o aprobación de los demás 🙂

 

Imágenes: Campaña Dolce & Gabbana SS13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X