Cocinar con alimentos de temporada resalta tu belleza

Cocinar con alimentos de temporada resalta tu belleza

Me encanta cocinar con alimentos de temporada, además de que los productos se encuentran en su mejor momento de maduración y aporte nutricional, ofrecen justo lo que necesita tu organismo, y esto se traduce en belleza para tu piel y cabello. Ahora que la primavera finalmente está aquí con sus hortalizas y frutas llenas de nutrientes listas para deleitar, preparemos nuestra nevera y alimentemos nuestra piel para lucirla esta temporada. Además, nuestro medio ambiente y nuestra cultura alimentaria también saldrán beneficiados.

En este post he pensado compartir cuáles van a ser mis máximas esta primavera para revolucionar mi cocina, estoy segura de que se traducirán en bienestar en mi casa, y belleza en mi piel y cabello.

¿Cuáles son mis consejos para cocinar esta primavera?

1. Incorpora a tu nevera alimentos de temporada

Esta temporada busca: espárragos, guisantes (muy buena fuente de proteína vegetal, te permitirá reducir el consumo de carne sin perder equilibrio nutricional), alcachofas, berenjenas, pimientos, nísperos, fresas, albaricoques…, todos ellos llenos de colorido y nutrientes como betacarotenos y vitamina C. Estos alimentos además de ayudarnos a neutralizar la acción de los radicales libres, responsables del envejecimiento de la piel, nos van a ayudar a la formación de colágeno, proteína que constituye el tejido cutáneo y le otorga sostén.

Si hay algo apetecible un día de primavera con buen tiempo es una ensalada o sopa fría, de fácil y rápida preparación. No dejes de visitar la web Soy de temporada, te ayudará a visualizar bien los alimentos de temporada por meses y a partir de aquí buscar la receta con la que conquistar los paladares más exquisitos de tu casa.

2. Planifica tus compras y comidas

Si esta primavera te has marcado como objetivo comer bien para resaltar tu belleza o lucir bikini, te resultará de gran utilidad elaborar un plan de comidas. Se ha comprobado que cuando planificas compras y comidas se gana siempre, evitas improvisaciones continuas, la dieta es más saludable y ahorras tiempo y dinero.

3. Realiza preparaciones sencillas

Las preparaciones sencillas no tiene por que ser monótonas o aburridas, busca el colorido y el buen trato al alimento en tus recetas de cocina, acertarás seguro. Muchas veces las formas más sencillas de cocina, que no aburridas, son las que mantienen las mejores cualidades de los alimentos, permitiéndote un mejor aporte nutricional. Además los comensales alrededor de tu mesa, también lo agradecerán, y conseguirás mejores momentos en familia.

4. Siéntate a la mesa, relájate, y escucha a tu organismo

No comas de forma alocada, ni porque sea la hora de comer, disfruta de lo que estás comiendo y escucha a tu cuerpo para comer justo lo que necesitas (ni más, ni menos). Esto se refleja en tu bienestar, en tu peso y en tu piel. Si necesitas algún consejo para hacer de esas comidas en familia momentos más tranquilos, quizás te interese mi post sobre: comer en familia con menos estrés.

Igual que la nueva campaña de Coca Cola nos muestra que “no bebemos para olvidar, bebemos para disfrutar”, con la comida debemos de pensar lo mismo. No se come para terminar o para eliminar el estrés, se come para disfrutar y compartir un rato en la mesa, además de para conseguir los nutrientes que nos van a dar salud y belleza.

5. ¡Pilla ideas!

Hoy Internet es un banco de ideas al que recurrir, te facilita crear recetas de cocina de cualquier alimento nuevo sin mucho esfuerzo. A mí me encanta navegar y descubrir nuevos espacios donde inspirarme. Y si hay algo que no sabes como hacer, ¡pide consejo! Sabes que estoy a tu  disposición 😉

No culpes al karma, a tus genes o a tu suerte de una mala piel, a unos kilitos de más o una mala salud, ¡cuida tu plato esta primavera!

Yo ya estoy en modo ON buscando ideas para conseguir sorprender a mi familia esta primavera, aquí te dejo la primera receta con la que he sorprendido.

Ensalada de lentejas primaveral

No asocies las legumbres al invierno, tienen muchas bondades nutricionales para que llegado el buen tiempo caigan en el olvido. Esta ensalada de lentejas es un plato fácil de preparar, económico, rico y saludable, que más vamos a pedir.

Planifica tu despensa para siempre tener un bote de legumbres: lentejas, garbanzos y judías, con usar alimentos frescos y de temporada, saldrá deliciosa.

Para preparar esta ensalada necesitas: lentejas, cebolleta, apio, hinojo, pimiento rojo, aceitunas, tomate seco, cebollino, aceite de oliva virgen, vinagre, pimienta y sal. Lava bien todas las verduras y corta bien picadito, como ves en la imagen. Para decorar he utilizado unos brotes de canónigos verdes y ha sido todo un acierto.

Et Voilà! ¿Te apuntas a compartir? 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X