Mejora tu belleza con un sérum

Mejora tu belleza con un sérum

La aplicación diaria de un sérum indicado para tu tipo de piel, puede conseguir un extra de cuidado y belleza en tu rostro. Llevamos tiempo escuchando los beneficios de la aplicación de un sérum facial. Hemos oído que sus activos pueden conseguir penetrar más que los de una crema y que se encuentran en mayor concentración, dos aspectos muy interesantes en cosmética en donde se busca siempre eficacia en las fórmulas.

Hoy he pensado que es un buen momento para repasar qué es un sérum, dicen que se ha ganado un puesto en nuestro ritual de belleza, ¿será verdad?

¿Qué es un sérum?

Un sérum es un cosmético con una alta concentración de principios activos. Esta alta concentración de activos ligada a una formulación capaz de introducirlos en capas más profundas de la piel, consigue una mayor efectividad.

¿Cómo usar un sérum facial?

Buena pregunta, porque no todo vale. Es necesario seguir un orden en la aplicación si no sus beneficios pueden no ser los esperados. Como dicen Anabel y María de Laconicum en su libro de Ultracosmética, en cosmética la magia se logra con el orden, el “chaos magic” lo dejamos para la moda 🙂

El sérum se usa después de limpiar y tonificar tu piel masajeando de forma suave y realizando una ligera presión. Una vez aplicado se debe esperar hasta su absorción completa. Mientras que el limpiador y el tónico son esenciales en tu ritual de belleza, el sérum en principio es un un cosmético extra con grandes beneficios que en tu día a día va a ser un plus. Aunque estoy segura que al observar sus resultados lo convertirás en otro #MustHave.

Después de un sérum tu piel estará receptiva a la aplicación de tu crema. No olvides durante el día una crema con activos hidratantes y antioxidantes, con protección solar frente a la radiación UVA y UVB media en zonas urbanas, y alta protección siempre que se realice una exposición directa al sol o estés bajo un tratamiento estético. Por la noche escoge una crema con activos regeneradores.

Permite a tu sérum trabajar unos minutos antes de aplicar tu crema. Presta atención y detente en zonas donde tu piel esté más dañada.

¿Cuándo se aplica un sérum?

Tu puedes usar día y noche un sérum si deseas mejorar tu rutina de belleza. Deberás usar diferentes sérums dependiendo de la condición que desees mejorar, y ¡cuidado! Algunos sérums solo están indicados para utilizar de noche como por ejemplo aquellos que tienen activos como el retinol.

¿No son todos iguales?

No, existen diferentes tipos de sérums entre los que elegir. Te recomiendo escoger aquel que esté indicado para el signo que deseas corregir: luminosidad, firmeza, arrugas, deshidratación.

¿Qué ingredientes tiene un sérum?

Tres ingredientes te voy a destacar:

  • Ácido hialurónico, glicosaminoglicano con una función clave en la hidratación de la piel por su gran capacidad para retener el agua.
  • Vitamina C. Un sérum con vitamina C estabilizada puede aportar luz a tu piel además de mejorar su textura, a los pocos días de aplicación.
  • Retinol. Un sérum con retinol bien formulado va a mejorar la textura y el tono de la piel. Muchas fórmulas incorporan ácido hialurónico y factores de crecimiento para además de potenciar sus efectos, mejorar la tolerancia.

¿Sustituye un sérum a una crema?

No es necesario por el uso del sérum descartar tu crema favorita de día o de noche, están diseñados para trabajar en equipo potenciando resultados.

¿Por qué triunfan hoy los sérums?

Dos son para mi las razones,

  • la primera porque se han puesto de moda y todas las empresas cosméticas están publicitándolos al ser un cosmético que acoge a muchas pieles y a un gran rango de edad.
  • La segunda, porque sus resultados los percibirás a los pocos días de aplicación.

Hay quién habla de efectos instantáneos, a lo que discrepo, sus resultados no son pasajeros como los cosméticos “efecto flash”. En un sérum puedes observar resultados visibles más continuados en el tiempo y sus efectos cosméticos se aprecian a una mayor rapidez que los de una crema.

¿Cuál es para mi el sérum más “it”?

Sin duda un sérum de vitamina C. Un sérum de vitamina C en tu ritual de belleza sería el “petite robe norie o el black dress”, el vestidito negro considerado esencial para un guardarropa si lo trasladáramos a la moda.

Muchos estudios avalan las propiedades saludables de un serum de vitamina C bien formulado por su capacidad para prevenir pequeñas manchas, revertir daños de la radiación UV y estimular la producción de colágeno.

Nuestro sérum iluminador con vitamina C, estabilizada y potenciada por un sistema de liberación inteligente sustentado en la tecnología del silicio, promueve una piel hidratada, luminosa y elástica, ayudándote a protegerla de daños externos, y aún más si durante el día aplicas tu crema con protección solar.

¿La opinión de Modesta?

Todo esto sería lo que te diría de un sérum, pero mi último y gran consejo es: escoge un sérum que además de una buena formulación, promueva un estilo de vida saludable. Esto conseguirá que además de aplicártelo te cuides, y esto lo traslades a otras facetas de tu vida.

Y dado que los precios de un sérum pueden ser muy diferentes, los hay muy baratos y muy caros, te recomiendo elegir tu sérum no por precio sino por los ingredientes que más te convienen y por la filosofía y el buen hacer de la marca. Una marca de confianza que te de la seguridad de que ha escogido activos de calidad y una buena formulación para garantizar estabilidad, da como resultado eficacia sin irritación en la fórmula, lo que buscamos todos.

¿Un sérum en tu ritual de belleza? Una buena apuesta, ¡ahí lo dejo caer! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X