Cuidados especiales que necesita tu pelo en invierno

Puedes tener el cabello seco y encrespado a lo largo del año y puedes tenerlo solo en invierno. Cuando el termómetro desciende el cabello tiende a secarse, las bajas temperaturas afectan de forma negativa al cuero cabelludo produciendo descamación o caspa y al cabello alterando su capa más externa, la cutícula. A la vez, los problemas de grasa en el cuero cabelludo se agudizan por las calefacciones y cambios bruscos de temperatura, causando picor e irritación.

Los cuidados y atenciones del cabello en verano son bien conocidos, pero parece que los meses de frío bajamos la guardia. Hoy te animamos a prestar atención a tu cabello en invierno con protocolos y cuidados revolucionarios para evitar los indeseados efectos del frío.

Antes de empezar recordemos que la salud del cabello requiere un funcionamiento equilibrado de todas las estructuras de la piel que forman el cuero cabelludo: que los folículos trabajen, que exista un correcto riego sanguíneo y un buen grado de hidratación de la epidermis. ¿Y qué ocurre con el frío?

  1. Disminuye el riego sanguíneo y la hidratación de la epidermis, favoreciendo que el cuero cabelludo y cabello se resequen.
  2. El cabello pierde elasticidad favoreciendo la rotura, por eso es importante mantener la hidratación y nutrición desde el lavado y minimizar el frizz con un ritual adaptado a tus necesidades.
  3. El viento además de estropear el peinado puede resecar, ensuciar y electrizar el cabello por las partículas que levanta.

Por eso es importante una limpieza respetuosa trabajando la hidratación y nutrición desde el lavado y minimizar el frizz con un ritual adaptado a tus necesidades.

Claves para cuidar el cabello en invierno

Aquí va nuestra selección de propuestas infalibles para el cuidado del cabello los meses de frío, con el fin de que recupere su aspecto natural y luzca sano, brillante y lleno de vida. Cuidados que puedes poner en marcha fácilmente en casa con resultados profesionales.

1. Cepilla. Cepillar el cabello antes de lavarlo es un gesto relajante y sencillo que regulariza la caída, te ayuda a deshacerte de los enredos y te facilita la eliminación de productos de acabado o polución.

Como el frío debilita la estructura del cabello favoreciendo que se rompa con mayor facilidad, el cepillado debe ser suave. Te recomendamos elegir siempre cepillos de cerdas flexibles y púas anchas. El que un cepillo sea flexible hace que la raíz del cabello se tensione menos y evita que esta se desajuste del folículo piloso. Aquí puedes ver nuestra colección de cepillos y escoger el más adecuado para ti.

2. El pre-champú ayuda. No nos cansaremos de repetirlo, la aplicación de un acondicionador no es un paso negociable en tu ritual de cuidado del cabello. Se recomienda siempre tras la limpieza pero, tanto si evitas su aplicación por tener el cuero cabelludo graso o el pelo muy fino, como si tienes el cabello muy seco aplicarlo antes del lavado, sobre el cabello seco unos minutos antes de entrar a la ducha puede dar un cambio a tu cabello. 

 

Es un tratamiento que puedes hacer fácilmente tú misma y con el que conseguirás desenredar mejor y devolver más suavidad a tu cabello. Te recomendamos H04 Acondicionador o H09 Mascarilla para realizar este tratamiento prelavado, es decir antes de lavar tu cabello.

Si todavía no sabes que champú elegir no dejes de realizar nuestro test diagnóstico.

3. Siempre suave. Los acondicionadores y mascarillas reestructuran el cabello y lo protegen mejorando su aspecto y textura. Utilízalos siempre, no van a ensuciar o restar volumen al cabello si eliges el que se mejor se adapta a tus necesidades y lo aplicas bien. Crea tu ritual de cuidado eligiendo tu acondicionador y/o mascarilla aquí y siempre tus dudas a hola@modestacassinello.com

No dejes de probar nuestro cepillo iBlend, especialmente diseñado para aplicar el acondicionador y/o mascarilla en la ducha. Además de desenredar de forma fácil, distribuye el producto de forma homogénea y ayuda a un mejor y fácil enjuague.

4. El secado, una gran apuesta. El cabello cuando está mojado es más débil, la fibra capilar está más hinchada y es más vulnerable. Seca el cabello con movimientos suaves y bien dirigidos, secar el cabello con movimientos enérgicos conseguirán cargar tu cabello de electricidad. Te recomendamos probar nuestra última toalla turbante, A01 Hair Turban Towel. Una toalla de algodón orgánico certificado que te ofrece un secado rápido, delicado y cómodo.

En invierno te recomiendo secar bien el cabello, dejarlo mucho tiempo con humedad puede irritar el cuero cabelludo. Utiliza el secador a baja temperatura y a una distancia prudente aprox. 20 cm, para prevenir daño en el cabello. Modesta.

5. Cuando los extras importan. H08 Spray acondicionador será tu aliado para un cabello suave y sin frizz. Este tratamiento sin enjuague protege, hidrata y doma el encrespamiento dejando el cabello suave y manejable, preparado para el mejor peinado que desees realizar.

Cuando lo pulverizas sobre el cabello (húmedo o seco) es imperceptible, pero al pasar el peine puedes percibir la suavidad que deja en el cabello. Sus activos marinos además ofrecen una gran protección frente a los daños externos que debilitan al cabello.

6. Toque final. Una vez seco tu cabello puedes aplicar el H10 Aceite Sublime sobre las puntas, suavizarás y realzarás el brillo aún más, todo ello sin ensuciar ni apelmazar.

Si practicas deportes de invierno o sales a pasear, aplícalo antes de salir de casa, minimizarás el efecto que la nieve, viento o sol en estos momentos del año pueden producir en la cutícula.

Esperamos que estos consejos te sean útiles, para cualquier duda o aclaración siempre estamos a tu disposición, escríbenos a hola@modestacassinello.com, estaremos encantadas de ayudarte.

 

Dejar un comentario

Al comentar, autorizas el tratamiento de tus datos con la finalidad de solicitar publicar un comentario a las noticias publicadas en el blog, más información en la Política de Privacidad general.