¿Cómo conseguir un cabello más fuerte?

Aunque no te des cuenta tu cabello está sometido a diario a una serie de agresiones externas que, con el paso del tiempo lo debilitan. Minimizar estas agresiones y personalizar tus cuidados ofreciendo a tu cabello aquello que necesita, son las claves de un cabello más fuerte.

¿Qué es un cabello débil? Un cabello débil es un cabello que se muestra opaco, sin brillo y con una longitud diferente por su facilidad para presentar roturas y puntas abiertas. Es un cabello que se percibe encrespado, áspero y en el que se originan enredos con facilidad.

Genética, déficit nutricional por dietas restrictivas, postparto..., recuerda que son situaciones que pueden ocasionar un cabello débil y quebradizo.

¿Qué hay que hacer para tener un cabello más fuerte?

Un cabello fuerte es aquel que crece sano en diámetro y longitud. Para conseguir un cabello más fuerte debemos conseguir una cutícula cerrada y cohesionada capaz de ejercer su función, que no es otra que la de proteger el cabello de elementos agresores tanto ambientales como factores físicos y químicos.

Hoy hay tratamientos profesionales que consiguen reestructurar y sellar tu cutícula, ofreciendo un cabello liso y suave por más tiempo. Estos tratamientos deben combinarse con un cuidado diario del cabello con cosméticos bien formulados para cuidar y proteger la fibra capilar.

¿Qué tipo de productos se deben usar?

Productos para cuidar el cabello débil y quebradizo


  • Champús. Con agentes limpiadores suaves pero efectivos sobre la fibra capilar y cuero cabelludo, además de activos con propiedades hidratantes y con demostrada eficacia sobre la cutícula del cabello como la alcachofa, el algarrobo o las algas pardas.
  • Acondicionadores. Los acondicionadores capilares mantienen el cabello hidratado y más suave durante más tiempo ofreciendo brillo, control del encrespamiento y facilidad a la hora del peinado.
  • Aceites capilares. Aplicados antes del lavado pueden proteger el cabello y folículo piloso de detergentes agresivos, evitando así debilitar la fibra capilar. También pueden conseguir que la fibra capilar absorba menos agua, se hinche menos y sea menos vulnerable, ya que no modifican tan a menudo su estructura. Tras el lavado, los aceites minimizan el encrespamiento y ofrecen sedosidad y luminosidad al cabello.

Algunos tips para combatir la debilidad capilar

  1. Elige coloraciones no permanentes y evita al máximo los tratamientos de alisado/rizado y siempre el exceso de radiación UV.
  2. Ofrécele hidratación, nutrición y protección, al igual que a tu rostro, es fundamental para lucir un cabello suave y manejable.
  3. Cuida el cabello a diario, acarícialo cuando lo peinas, lavas, masajeas...
  4. Por último y no por ello menos importante, sigue un modelo de alimentación saludable, como lo es nuestra tan aclamada Dieta Mediterránea. Una dieta rica en alimentos poco procesados, frescos y de temporada, en la que predomina el consumo de vegetales, los cereales de grano entero, las legumbres, los frutos secos y las frutas. Dieta en la que existen un moderado consumo de lácteos, pescado, huevos, carne y que promueve el uso de aceite de oliva virgen como principal fuente de grasa culinaria. Esta dieta nos ayudará a mantener los niveles óptimos de antioxidantes, vitaminas y minerales. Así nuestro cabello podrá hacer frente a los radicales libres generados por el sol, la contaminación y/o el tabaco.

Dieta mediterránea para fortalecer el pelo

Dejar un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados