Skip to content

Cart

Your cart is empty

Article: ¿Por qué se cae el pelo?

¿Por qué se cae el pelo?

¿Por qué se cae el pelo?

El pelo se cae a diario y esta caída es totalmente normal, forma parte del ciclo de vida del cabello, un ciclo de vida asincrónico y de duración variable según la localización. Este ciclo asincrónico consigue que los folículos no estén todos en la misma fase, consiguiendo así que siempre tengamos cabello.

Esta caída fisiológica como veremos más adelante tiene un componente estacional, siendo mayor en primavera y otoño. Es la llamada caída estacional o efluvio estacional, se trata de un periodo corto y no desemboca en calvicie, es reversible, el pelo se recupera.

Eflúvio: caída brusca del cabello con carácter reversible.

Ahora bien, además de la caída fisiológica, son varios los motivos que nos pueden generar una caída anormal del cabello.

Factores que pueden producir una caída del cabello

Cambios hormonales, factores hereditarios, procesos técnicos, medicaciones, problemas de inmunidad, estrés físico y emocional, carencias nutricionales, envejecimiento, hábitos inadecuados, procesos técnicos.

Todos estos factores indicen de forma más rápida a la fase de caída y pueden darse de forma simultánea.

Si estás afrontando en estos momentos una caída del cabello te invito a leer este post donde damos respuesta a algunas de las preguntas que llegada este época nos formuláis.

¿Por qué se nos cae el pelo? ¿Por qué esa caída se intensifica en otoño?

Para comprender por qué se nos cae el pelo debemos conocer que el cabello tiene un ciclo vital y este consta de tres fases: anágena o de crecimiento, catágena o de transición en la que el crecimiento se para, y telógena o de reposo tras la cual acontece la caída del cabello. Pasados unos meses el folículo se reactiva y el ciclo se repite.

Crecimiento capilar

Los ciclos se suceden indefinidamente durante nuestra vida, pudiéndose desarrollar hasta 25 ciclos. Una vez se completen los ciclos del cabello el folículo piloso no será capaz de generar más cabello, de ahí que siempre recomendemos alargar los ciclos capilares, consiguiendo así tener más cabello durante la senectud.

En estado normal casi todos los cabellos están en la fase de crecimiento y el cabello se cae siendo normal hasta unos 100 cabellos diarios. Sin embargo, la predisposición genética, alteraciones hormonales, mala alimentación, estrés, falta de descanso, estacionalidad (otoño y primavera) y contaminación, pueden desencadenar alteraciones en cada una de las fases agravando la caída del cabello e incluso pueden afectar a la estructura capilar.

Recordar que la pérdida o caída del cabello estacional comienza de forma brusca, el cabello que vemos que se cae es largo y es un cabello normal, apenas se nota pérdida de densidad y es reversible.

Cuando la caída del cabello posee un componente hormonal es diferente, en este tipo de caída sí aprecias una menor densidad, puedes ver zonas más afectadas e incluso puedes observar picor.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

Es verdad que la caída del cabello se achaca muchas veces al estrés, a una mala alimentación, al otoño..., pero al tener el cabello un gran componente emocional nos preocupa.

Si te preocupa la caída debes ocuparte desde el primer día, trata de ajustar tu estilo de vida, dado que son muchos los factores externos que a diario impactan sobre nuestro cabello.

Si esta caída se resuelve en unas 3-4 semanas no te debe preocupar, es una caída estacional y es fisiológica. Ahora bien, si esta caída se alarga en el tiempo sí te recomendamos que acudas a un especialista o tricólogo, dado que los tratamientos médicos personalizados son los que de verdad funcionan para evitar la caída del cabello, siendo fundamental un diagnostico precoz.

¿Cuáles son las vitaminas o la rutina alimentaria que debemos seguir?

Siempre propongo acompañar tu ritual de cuidado para el cabello con una alimentación equilibrada que incorpore vitaminas como la B5 y la B6, vitamina D, minerales, cobre, zinc, selenio, aminoácidos como la cistina y antioxidantes como glutatión, por ser los nutrientes que más favorecen la salud capilar. Y para conseguirlo que mejor ejemplo que la Dieta Mediterránea.

Dieta Mediterránea

La dieta Mediterránea es un patrón alimentario muy adecuado para cuidar nuestra piel y nuestro cabello, además de ser asequible para la unidad familiar. Lo bueno de esta dieta es que tiene muy en cuenta la calidad de los alimentos que forman parte de la dieta, la moderación en el tamaño de las raciones, el mantenimiento del peso, una correcta hidratación y también la realización de ejercicio físico de forma regular, un buen descanso y una buena gestión del estrés.

Sí, has leído bien realizar ejercicio físico regular, un buen descanso y una buena gestión del estrés influyen en la calidad de la piel y el cabello.

¿Qué alimentos no deben faltar en tu mesa?

Los cereales y las verduras constituyen la base de esta dieta, las frutas y los lácteos preferentemente fermentados dos veces al día, y la carne y el pescado varias veces a la semana. Y utilizando el aceite de oliva como grasa culinaria.

  • Los huevos, la carne y los lácteos son fuentes de cistina, componente de la queratina.
  • La calabaza, las espinacas, el brócoli, la coliflor, las nueces, la patata..., son alimentos de temporada en otoño ricos en glutatión, poderoso antioxidante muy recomendado en la salud del cabello.
  • El pescado, la yema de huevo y el yogur son alimentos ricos en vitamina B5 o ácido pantoténico nutre el cabello y favorece su crecimiento.
  • Los cítricos, fuentes de vitamina C que favorecen la formación de colágeno
  • Las legumbres fuente de cobre, zinc.

La toma de un complemento alimenticio durante unos meses puede contribuir a normalizar la caída excesiva y favorecer la salud capilar si existen déficit de nutrientes específicos para el cabello, pero nunca sustituye una dieta variada y equilibrada.

¿Qué productos cosméticos podremos usar para controlar la caída del cabello?

Como hemos dicho anteriormente es necesario identificar por qué se produce la caída del cabello y actuar de forma personalizada en cada uno de los casos.

No es lo mismo actuar ante una caída capilar crónica como una alopecia androgénica, donde existe un daño en la raíz folicular, que ante un efluvio telógeno en donde no existe daño en la raíz del folículo piloso. Cada alteración que afecte al cabello y cuero cabelludo debe de tratarse de forma individual y así es como los tratamientos funcionan.

Cosmética mediterránea

En cuanto a los productos cosméticos para la caída del cabello, desde Modesta Cassinello siempre decimos que no pueden evitar que el cabello se caiga pero sí pueden conseguir que:

  1. El entorno del folículo piloso se encuentre en las mejores condiciones para que el cabello crezca en las mejores condiciones
  2. La fibra capilar muestre los atributos cosméticos que siempre nos gusta observar: suavidad, brillo, manejabilidad.
  3. Se potencien los tratamientos farmacológicos prescritos.

¿Algo más que quieras sabes de la caída? ¡Te escuchamos!

 

Leave a comment

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

All comments are moderated before being published.