Alimentación y cabello

La calidad y la cantidad de cabello están relacionadas con el estado nutricional de cada persona, pero tenemos que ser realistas, si siempre has tenido un pelo fino y con poca cantidad, comas lo que comas no vas a conseguir ni un cabello más grueso ni más cantidad, porque esto viene determinado por tu genética. Ahora bien, si no lo haces y originas carencias de nutrientes puede ser peor, porque tu pelo al igual que tu piel y organismo, necesita que te alimentes bien.

Una dieta variada, equilibrada, que incluya los macronutrientes, proteínas, carbohidratos y grasa, y micronutrientes, vitaminas y oligoelementos, junto a una buena absorción de los mismos, es de vital importancia para el crecimiento del cabello y para que este muestre las cualidades que siempre nos gusta observar: brillo, suavidad y manejabilidad.

¿Cómo saber si llevo una dieta beneficiosa para la salud y belleza de mi cabello?

Podríamos pensar que nuestra dieta no está sujeta a deficiencias nutricionales, comemos mucho, pero como cada día nos alejamos más del patrón Mediterráneo, nos occidentalizamos más. Sí se observan en muchos casos, una baja densidad nutricional, que no calórica, y una monotonía. Esto hace que nuestro organismo no disponga de los nutrientes en niveles adecuados y el cabello no se muestre tal y como deseamos.

Todo esto unido a la falta de habilidades y tiempo para la preparación de los alimentos, y a que las necesidades nutricionales según nuestra edad: actividad física, uso de medicamentos, dietas drásticas y impactos en la microflora que limitan la absorción, pueden empeorar el problema aún más.

¿Qué necesita nuestro cabello?

El cabello es un anejo cutáneo queratinizado, su formación en el foliculo piloso,  demanda mucha energía. Dado que no es necesario para nuestra supervivencia, en momentos en el que el organismo presenta un déficit de nutrientes o de energía, la función del folículo quede afectada, produciéndose una disminución de la tasa de crecimiento y una caída rápida del cabello. ¿Resultado? Un cabello más fino y menos resistente.

Cabello débil

¿La mejor dieta para el cabello?

La mejor dieta para el cabello es la dieta Mediterránea, mucho más que una simple pauta nutricional rica y saludable, dado que recoge también un estilo de vida equilibrado. Una dieta que nos proporciona todos los nutrientes necesarios para el normal desarrollo y mantenimiento del organismo incluido el cabello, porque nos permite alcanzar valores correctos de los nutrientes que favorecen el metabolismo del folículo.

Una dieta que fomenta el consumo de alimentos de temporada: legumbres, frutos secos, huevos, frutas, verduras, cereales integrales, pescados, carnes rojas (por ser un alimento rico en hierro de alta biodisponibilidad) en la cesta de la compra, porque van a ayudarte a conseguir una bonita melena.

¿Cómo es la dieta Mediterránea?

En la dieta Mediterránea destacamos muchos aspectos que pueden resultar beneficiosos tanto para la piel como para el cabello. Entre los que destacamos, el tipo de grasa como el aceite de oliva, el pescado y los frutos secos, las proporciones en los nutrientes principales (proteínas, cereales, frutas, hortalizas, grasas) que guardan sus recetas como los guisos, los platos de cereales y su riqueza en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Una especial mención a los antioxidantes en el cuidado del cabello, dado que fomentan la protección del folículo piloso mejorando así el crecimiento del cabello y la textura del cabello.

¿Por qué comiendo bien no me encuentro el cabello como me gustaría?

Efectivamente, puede pensar que comas bien pero percibir que el cabello no se encuentra como siempre, y es que en periodos de gran desgaste las necesidades nutricionales pueden no estar cubiertas siendo interesante recurrir a la toma puntual de un complemento alimenticio que complete la ingesta de los nutrientes deficitarios.

Es de gran utilidad siempre contar con la ayuda de un profesional para que según tu estado de salud, toma de medicamentos o enfermedades, pueda pautarte el que más se adapte a tus necesidades.

¿Cómo sé si tengo que tomar un complemento complemento alimenticio para el cabello?

Te puedes plantear la toma de un complemento alimenticio si percibes que tu cabello no se muestra como suele hacerlo y reconoces que puedes presentar un déficit de nutrientes por exceso de actividad física, estrés, convalecencias, reglas muy abundantes, toma de ciertos medicamentos, enfermedades en las que exista una malabsorción...

¿En qué momentos estaría recomendado un complemento alimenticio?

Destacamos tres momentos en los que puede estar recomendado un complemento alimenticio:

  1. En mujeres en edad fértil, debido a las pérdidas de sangre menstruales y la escasez de carnes rojas en la dieta habitual, pueden presentar una carencia de hierro. Una falta de hierro puede ser la causa de un cabello más fino, apagado e incluso llevar a una caída difusa que ocasione una pérdida de volumen, controla tu alimentación para que no pase. (Post: No perdamos las buenas costumbres)
  2. Situaciones de estrés por trabajo, falta de sueño, dolencias..., que llevan a que el pelo en fase de crecimiento, pase de forma prematura a la fase de caída durante su ciclo vital, lo que ocasiona una caída y una disminución en el grosor de la fibra capilar. Estrés junto al tabaco pueden producir una vasoconstricción de los vasos sanguíneos que rodean al bulbo capilar, disminuyendo el aporte de nutrientes.
  3. Consumo de dietas que eliminen ciertos nutrientes, como por ejemplo la dieta vegetariana o vegana en la que el aporte de proteínas puede estar comprometido en el caso que no se planifique bien.

Vitaminas para el pelo

¿Qué incorporan estos complementos alimenticios para el cabello?

Los complementos alimenticios incorporan vitaminas y minerales que ayudan a frenar la caída del cabello, regenerar el folículo piloso para un mejor crecimiento y textura del cabello.

Las vitaminas y minerales que puedes encontrar son muchos por lo que te dejamos una lista de los más comunes.

  • Vitaminas del complejo B: Las vitaminas B, como la biotina (vitamina B7), la niacina (vitamina B3), la riboflavina (vitamina B2), y otras, son importantes para el crecimiento y la salud del cabello.
  • Vitamina E: Es un antioxidante que puede ayudar a proteger las células del cabello contra el daño oxidativo.
  • Vitamina C: Contribuye a la producción de colágeno, que es esencial para la estructura del cabello.
  • Vitamina A: Importante para la salud del cuero cabelludo y la producción de sebo, que mantiene el cabello hidratado.
  • Hierro: La deficiencia de hierro puede estar relacionada con la pérdida de cabello, por lo que muchos suplementos para el cabello contienen este mineral.
  • Zinc: Contribuye al crecimiento y reparación del tejido capilar.
  • Ácidos grasos omega-3: Pueden ayudar a mejorar la salud del cuero cabelludo y la calidad del cabello.
  • Aminoácidos: Los aminoácidos son los bloques de construcción de las proteínas, y el cabello está compuesto principalmente de proteínas. Por lo tanto, los suplementos a menudo contienen aminoácidos como la cisteína y la metionina.
  • Minerales como el selenio y el cobre: son esenciales para la salud del cabello.
  • Vitamina D: La vitamina D es conocida por desempeñar un papel en la salud del folículo piloso y en la regeneración celular. La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con diversos problemas de salud, incluidos algunos relacionados con el cabello.
  • Superóxido dismutasa (SOD): La SOD es una enzima antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres en el cuerpo, incluido el cuero cabelludo. Los radicales libres pueden contribuir al envejecimiento y daño celular, por lo que tener antioxidantes, como la SOD, podría ser beneficioso para mantener la salud capilar.

También pueden incorporar extractos y aceites vegetales como el aceite de semilla de calabaza o el extracto de Saw Palmetto que cuentan con beneficios en el tratamiento de la alopecia androgenética.

La eficacia de los complementos vitamínicos para el cabello recuerda que puede variar según la causa subyacente de los problemas capilares, de ahí que hoy existan complementos alimenticios especializados por patologías, existiendo complementos recomendados cuando existe un exceso de grasa, caída del cabello por alopecia androgenética, crónica y progresiva, efluvio telógeno o caída del cabello temporal.

Si vas a tomar un complemento alimenticio recuerda consultar con un profesional de la salud para recibir orientación y asimismo no olvides la importancia de tomarlo en las dosis diarias recomendadas por el laboratorio fabricante, sin excederse.

 

Leave a comment

All comments are moderated before being published