Cómo lavar el pelo correctamente

La limpieza efectiva y respetuosa del cuero cabelludo y del cabello es el primer paso para aportar bienestar y salud al cuero cabelludo, y que el cabello se muestre más bonito y manejable. Con este paso no solo conseguimos retirar la suciedad acumulada y embellecer el cabello, también lo preparamos para recibir mejor los tratamientos que apliquemos a continuación, como los tratamientos anticaída.

Como prestarle atención a este momento brinda bienestar físico y emocional, hoy te ofrecemos todos los consejos para lavar tu pelo mejor ¿Estás lista? empezamos...

Pasos para lavar tu cabello adecuadamente

1. Prepara el cabello

Párate a apreciar tu cabello, si es normal sigue adelante con el lavado, pero si identificas alguna de estas señales: irritación, escozor, caspa, dolor..., debes saber que probablemente tengas un cuero cabelludo sensible o alterado por algún cosmético que estés utilizando. Vigila y si los síntomas persisten no dejes de acudir a un especialista.

Además, factores tan comunes como la contaminación, sequedad, sudor, viento, planchas, secadores, aguas con mucha cal, también pueden ser los responsables de un pelo apagado, frágil, sin brillo y van a seguir empeorándolo aún más si no actúas desde ya, con una buena rutina capilar y productos que se adapten a tus necesidades y tipo de pelo.

Tanto si has utilizado algún producto de fijación, como si no, empieza tu ritual capilar cepillando tu cabello. Este cepillado en seco, además de quitar residuos, te ayuda a quitar enredos y a mejorar la microcirculación del cuero cabelludo, la base de un cabello sano. Cepillar también te ayuda a percibir mejor cómo está en realidad tu cabello y decidir qué cuidados necesita.

2. Aplica el champú

Asegúrate de estar utilizando un champú adaptado a tus necesidades y tipos de pelo, fino, graso, rizado, seco... Puedes averiguar qué champú se adapta mejor a tus necesidades realizando nuestro Hair Quiz

Antes de aplicar el champú moja bien tu cabello con agua tibia, recuerda que el agua y el champú a la hora del lavado siempre van de la mano para ayudar a extender mejor la fórmula.

Deposita una pequeña cantidad de champú sobre la palma de tus manos mojadas, emulsiónalo frotando ambas manos, y aplícalo sobre las raíces del cabello. Insiste en zonas como la nuca y los laterales por ser siempre las zonas que más se ensucian. No hace falta que apliques champú en el largo del cabello, este se limpiará conforme se desliza el producto, tan solo ve extendiéndolo para que actúe por todo el cabello.

Masajea con movimientos muy suaves, dirigidos a levantar las raíces del cabello. De esta manera estimularás la circulación beneficiando al crecimiento y fortalecimiento del mismo. Sé amable con tus masajes, no descargues tu tensión en estos momentos, tan solo disfruta y relájate. Déjalo actuar unos minutos y procede a realizar un buen aclarado evitando dejar restos de champú que pueden irritar el cuero cabelludo y hacer que el cabello se muestre apagado.

"Lavar del cabello no hace que se caiga más, el pelo que se cae durante el lavado está en la fase de expulsión denominada telogén. Asimismo, lavar el cabello cuando existen procesos de caída es bueno porque consigue regularizar esta caída"

Si no lavas el cabello a diario, puede ser necesario una segunda aplicación de champú. El primer lavado te ayudará a eliminar los restos de suciedad y acumulación, mientras que el segundo lavado te ayudará a terminar la limpieza, te permitirá masajear el cuero cabelludo y que los activos del champú trabajen en profundidad.

3. Utiliza acondicionador y/o mascarilla

Una vez aclarado el champú aplica sobre los largos y las puntas de tu cabello tu acondicionador o mascarilla para hidratar, suavizar, aportar brillo y lograr un mayor control del encrespamiento.

Acondicionador

Es una fórmula cosmética más ligera que la mascarilla y se recomienda siempre después de lavar el cabello. El acondicionador te ayudará a mejorar aún más el estado de tu cabello, aportará suavidad y flexibilidad a la fibra capilar reduciendo el temido encrespamiento y facilitará el peinado.

Mascarilla

Es un tratamiento más nutritivo que el acondicionador, su fórmula más concentrada trabaja más intensamente en gestos que deseamos conseguir en el cabello como hidratación, suavidad y manejabilidad.

Alternar el uso de ambos te asegura que tu cabello muestre las cualidades que nos gusta observar en un cabello: suavidad, volumen y brillo. Te aconsejamos dejar el producto el tiempo recomendado, y peinarlo con un peine especial para cabello mojado. No te olvides de realizar siempre un buen aclarado retira el productos en profundidad y con calma, para no dejar residuos que puedan apelmazar o quitar luz al cabello.

4. Retira el exceso de humedad

Cuando el cabello está mojado es más frágil y está más predispuesto a romperse, de ahí que cómo lo seques importe. Nuestra recomendación: secarlo de forma suave y retirar el exceso de agua sin frotar, para no dañar ni el cuero ni el propio cabello.

Para facilitarte y agilizarte este proceso te recomendamos nuestra A01 Turban Towel, una toalla de algodón 100% orgánico certificado que realza tu pelo mientras lo secas.

¿Nuestro mejor consejo?

Invierte en cosméticos para el cuidado del cabello que te beneficien y te ofrezcan una buena experiencia a la hora de aplicarlos.

De eso se trata nuestro ritual capilar mediterráneo en el que no falta: un champú respetuoso con el cuero cabelludo y cabello, acondicionador para suavizar y realzar el brillo del cabello, una toalla turbante que seque con mucha delicadeza y en tiempo record y un cepillo que desenrede el cabello cuando este se encuentra mojado y es más vulnerable.

Leave a comment

All comments are moderated before being published