¿Es necesario usar acondicionador después de lavar el cabello?

En cualquier ritual de belleza buscamos siempre efectividad, deseamos observar rápidamente resultados visibles y si podemos simplificar tiempo mucho mejor ¿verdad? A la hora de cuidar nuestro cabello buscamos la perfección, un pelo con brillo, infinita sedosidad y caída natural. Si muchos del los champús hoy en el mercado prometen estas cualidades, ¿podemos acortar tiempo y saltarnos la aplicación del acondicionador?

Hoy te proponemos repasar la función y los beneficios del uso del acondicionador, valorando si es una buena opción saltarse su aplicación.

¿Qué función tiene un acondicionador en el cabello?

La función del acondicionador capilar es mejorar el aspecto del cabello, rebelde por naturaleza. El acondicionador protege y embellece el cabello después del lavado, restablece la hidratación, desenreda el cabello, previene la rotura de puntas y reduce el encrespamiento.

¿Qué pasa si no se usa acondicionador?

Si no utilizas acondicionador tu cabello además de quedar más seco y apagado, puede quedar desprotegido ante los factores externos que día tras día impactan en tu cabello: radiación solar, contaminación. Si además tienes el cabello largo, te puede resultar difícil el peinado, e incluso puedes favorecer la rotura de la fibra capilar lo que hoy se conoce como "alopecia por rotura".

Por eso el uso del acondicionador tras la aplicación del champú, no te recomendamos que sea un paso negociable, ni por tiempo, ni por creer que puede ensuciar antes nuestro cabello o restarnos volumen. Y si eres de las que piensa que puede ensuciar tu cabello, a lo mejor no has encontrado tu acondicionador.

Aunque la función del champú es la limpieza, los champús incorporan componentes que acondicionan el cabello para dejarlo más confortable. Pero en la mayoría de los casos no es suficiente porque también quieren limpiar bien tu cabello, siendo clave la utilización de un acondicionador a continuación. Cuando lavas tu cabello este absorbe agua, se tensa y se vuelve más frágil, otra razón más para no olvidar su aplicación.

Beneficios del uso regular de un acondicionador

  1. Mejora la estructura del cabello al proteger la fibra capilar (queratina y lípidos) desde el interior, actuando así contra las agresiones externas, contaminación, radiación UV.
  2. Previene la rotura de puntas al mantener mejor la hidratación del cabello. Este, además de mostrarse más suave y fácil de desenredar, reacciona mejor al secado, plancha y peinado.
  3. Aporta brillo al cabello, por mejorar la estructura de la fibra capilar y, en concreto, el estado de la cutícula. Mantiene las escamas de la cutícula compactas y cohesionadas ejerciendo además de escudo protector.
  4. Mejora el temido encrespamiento al proteger los lípidos del cabello. Esto consigue que la fibra capilar sea menos susceptible a la electricidad estática, mejorando también la peinabilidad y el brillo.

    ¿Tipos de acondicionadores?

    Existen distintos tipos de acondicionadores para el cabello, y cada uno tiene un propósito específico:

    1. Acondicionador con enjuague. Es el más frecuente, también llamado "suavizante", se utiliza después del champú para suavizar, desenredar el cabello y cerrar la cutícula consiguiendo que el cabello quede más luminoso y protegido.

    El H04 Acondicionador, es el acondicionador de Modesta Cassinello con enjuague y está indicado para todo tipo de cabello. Se utiliza después del lavar tu cabello, tras eliminar cuidadosamente el exceso de humedad, si puedes eliminar con toalla mucho mejor, al dejar el cabello más receptivo.

    Aplica el acondicionador en tus manos y reparte sobre el cabello húmedo, desde la mitad del largo hacia las puntas, evitando la raíz al ser la zona más grasa, especialmente en cabellos finos y/o con tendencia a grasa.

    Desde Modesta Cassinello siempre aconsejamos peinar el cabello tras aplicar el acondicionador, porque te asegura que vas a repartirlo uniformemente y también vas a facilitar el enjuague. Te aconsejamos el cepillo iBlend un cepillo especial para aplicar cualquier tratamiento que apliques sobre el cabello mojado, ya que deposita el producto evitando deslizarlo hacia abajo. Recuerda que es importante dejar actuar el acondicionador durante unos minutos y a continuación enjuagar bien.

    H04 Acondicionador también lo puedes aplicar como tratamiento pre champú. Esta técnica tan de moda hoy, consiste en aplicar el acondicionador unos minutos antes de lavar tu cabello, sobre tu cabello seco. Después continúa con tu ritual de cuidado: champú y de nuevo acondicionador excepto si tienes el cabello muy fino o muy graso. ¡Notarás la diferencia!

    2. Acondicionador sin enjuague (leave-in). Este tipo de acondicionador se utiliza después de lavar el cabello y no necesita enjuague. Este tipo de acondicionador es muy útil el cabellos finitos, rizados o como paso extra en cualquier tipo de cabello ya que los hay que contienen activos que además de un extra de suavidad, protegen el frizz y consiguen sellar la cutícula del cabello aumentando el brillo.

    H08 Acondicionador sin aclarado, es el acondicionador de Modesta Cassinello sin enjuague. Se trata de una bruma revitalizante e hidratante sin aclarado para todo tipo de cabellos. Sus ingredientes activos recuperan la integridad de la fibra capilar mejorando el encrespamiento y devolviendo al cabello los parámetros que siempre nos gusta observar, resistencia, suavidad y brillo. A su vez, equilibra el pH final del cabello en ocasiones alterado por aguas duras, tratamientos químicos y/o cosméticos.


    3. Acondicionador sólido, una opción efectiva y respetuosa con el medio ambiente por su tamaño reducido, cero plásticos, y activos de origen natural que garantizan un cabello suave, manejable y protegido. Los acondicionadores sólidos son compactos y pesan poco, lo que los hace ideales para viajar, llevar al gimnasio...

    H06 Acondicionador sólido, es el acondicionador de Modesta Cassinello en formato sólido que cada día cuenta con más adeptos de ahí los comentarios:

    "Me encanta H06 Acondicionador Sólido 40 g porque deja el cabello muy suelto, sedoso y con un brillo espectacular. La sensación de tener un pelo sano es fundamental para mí y con este producto lo consigo." Eva

    5 claves para utilizar el acondicionador ideal

    1. Elige el acondicionador correcto. Para ello te propongo observar bien las necesidades de tu cabello. Este paso es importante para que no te reste volumen, ni te quite la sensación de pelo de limpio por haber utilizado uno para pelos más grasos que el tuyo. No dudes en pedirnos ayuda.
    2. Aplícalo antes o después de haber lavado el cabello. Si eliges los dos, asegúrate de utilizar los dos productos de la misma marca, siempre están pensados para complementarse.
    3. Su utilización y una correcta forma de aplicación es clave. La belleza de nuestro cabello no solo depende del valioso ingrediente incorporado a la fórmula, sino de una aplicación correcta, no nos cansaremos de repetirlo ;)
    4. ¿Cuánto acondicionador? Sigue el lema de la elegancia y belleza “más no es mejor”. Aplica solo el justo y en medios y largos, sobre todo si tienes el cuero cabelludo con tendencia a grasa.
    5. El uso de un acondicionador no excluye la necesidad de otros tratamientos capilares. Mascarillas para una hidratación más profunda o sérums para reparar o mejorar la hidratación, todos estos productos se complementan.

    Si en el mundo de la belleza eres adepta a los cosméticos efectivos, sostenibles y con un alto porcentaje de naturalidad, te invito a probar nuestra línea capilar. ;) ¡Apúntate a la cosmética mediterránea!

     

    Leave a comment

    All comments are moderated before being published